Inicio Más Deportes El Teatro Cánovas finaliza el año con el sello inconfundible de la...

El Teatro Cánovas finaliza el año con el sello inconfundible de la compañía El Espejo Negro

MÁLAGA, 22 (EUROPA PRESS)

El Teatro Cánovas, dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y gestionado por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, concluye el año 2020 con el inconfundible sello de Ángel Calvente y su compañía El Espejo Negro.

Los Premios Max se han rendido a las anteriores creaciones para público familiar del maestro malagueño y la necesidad de seguir trabajando para los niños le ha llevado a escribir ‘Óscar, el niño dormido’, una delicada historia de superación, amor y amistad, en escena los días 26 y 27 de diciembre con el patrocinio de la Fundación Unicaja.

Para público adulto el 28 de diciembre las tablas del Cánovas acogerán ‘Espejismo’, con el que cumple 30 años de trayectoria, un montaje al más puro estilo de la compañía, irreverente, desenfadado y con un humor corrosivo y burlón, que ya ha agotado todas las localidades.

‘OSCAR, EL NIÑO DORMIDO’

En la obra entra en escena la habitual magia escénica de esta compañía, que mezcla hábilmente la manipulación de marionetas, proyecciones, un potente trabajo actoral y una brillante banda sonora compuesta por el compositor Antonio Meliveo.

Una quincena de marionetas, manipuladas por Gari Lariz, José Vera y Cristina Jiménez, darán vida no sólo a personajes de carne y hueso como la hermana de Óscar, sino también a neuronas, hemorragias, hematomas o cardenales, parte imprescindible del relato.

Calvente, considerado el maestro de las marionetas dentro y fuera de nuestras fronteras, ha desarrollado este proyecto en colaboración con el Teatro Cánovas, Titirimundi Segovia y Festival de Artes Escénicas de Aguilar de Campoo. Su finalidad es familiarizar a los niños con una realidad que viven cientos de miles de familias en todo el mundo y lo dedica a todos los que han despertado y están por despertar.

Y muy especialmente a su amigo Juanjo que después de muchos años sigue luchando contra una grave lesión cerebral, y a Óscar Lisbona, un joven ex-jugador del Unicaja, que tras salir del coma ha demostrado ser un ejemplo. Dos incansables luchadores que han sido una gran inspiración para crear este relato.

En el espectáculo Óscar, un niño que vive en el barrio de la Victoria, queda sumergido en un largo y profundo sueño que le lleva a estar ensoñando nueve meses. Sueña con huevos fritos que se convierten en flamencas que bailan bajo el cielo malagueño, que juega al baloncesto y encesta su pelota en la luna mora que está saliendo.

Pero una voz al oído de Óscar le decía que tenía que despertar y volver a correr y a jugar con su hermana Lucía. Un día, a las doce en punto de la mañana, algo extraordinario sucedió.

Las funciones están previstas los días 26 de diciembre a las 16,45 horas y 27 de diciembre a las 12.00 horas. Las localidades están a la venta en www.teatrocanovas.es y en la taquilla entre cuatro y ocho euros según los descuentos.