Inicio Balonmano El CSD desestima la denuncia del Atlético Guardés contra la RFEBM

El CSD desestima la denuncia del Atlético Guardés contra la RFEBM

39
0

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha desestimado la denuncia que presentó el pasado 11 de septiembre el presidente del Atlético Guardés contra el presidente de la RFEBM, Francisco Blázquez, y su Junta Directiva.

El conjunto gallego, que milita en la Liga Guerreras Iberdrola, denunció a la RFEBM por considerar que se habían incumplido los acuerdos adoptados en las asambleas generales de 2018 y 2019 acerca de la contratación de jugadoras con alta en la Seguridad Social, así como por permitir la inscripción de jugadoras incumpliendo los requisitos exigidos en el reglamento de extranjería.

La resolución del CSD ha sido concluyente, rechazando íntegramente todos los argumentos expuestos por el Atlético Guardés, desestimando en su totalidad la denuncia, concluyendo que la RFEBM ha actuado con corrección, «no produciéndose ningún tipo de actuación contraria a los acuerdos asamblearios, ni vulnerando derechos ni libertades en relación a las licencias reconocidas a jugadoras extranjeras», informa la federación española.

Del mismo modo, esta resolución afirma que «a la vista de la actuación de la RFEBM puede concluirse que la misma es ajustada a derecho», evidenciando que la federación ha cumplido el mandato contenido en los acuerdos de asamblea, incluida la normativa interna acordada con todos los clubes para la distribución del reparto económico que destina la propia RFEBM del convenio alcanzado con Iberdrola y el programa Universo Mujer.

Respecto a las licencias a jugadoras extranjeras, la resolución del CSD concluye que no existe por parte de la RFEBM «una actuación contraria a los derechos y libertades de las personas extranjeras, ni un incumplimiento de la normativa que regula la expedición de licencias federativas».

De este modo, y dado que fue el propio club quien hizo pública la denuncia, la RFEBM ha trasladado esta información a aficionados, medios de comunicación y agentes del deporte, ya que, según ella, «es una demostración de la buena praxis que impera en los comportamientos de la propia Federación, su presidente y todos los miembros de su Junta Directiva».