Inicio Fútbol AFE solicita una reunión urgente con la RFEF para la modificación del...

AFE solicita una reunión urgente con la RFEF para la modificación del protocolo en el fútbol femenino

54
0

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) indicó este viernes que ha enviado una carta a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) «ante la preocupante situación» que vive la Primera Iberdrola y solicitando «la modificación del protocolo» y «consenso» entre todas las partes para llevarlo a cabo.

El sindicato se reunió este jueves con las jugadoras del campeonato y se dirige ahora al organismo para que se cambien «una serie de puntos» del documento como el que si hay un positivo en un equipo, se realice posteriormente una PCR al resto de componentes y que si dan negativo «jugadoras suficientes para disputar el partido» se celebre el encuentro programado.

Además, solicitan que se establezcan como obligatorios que los equipos se alojen «en habitaciones individuales», la «prioridad de viajar en avión o en AVE» y que si no es en autobús, con dos asientos entre cada persona», la prohibición de uso de vestuarios «en entrenamientos y partidos» y, por último, que se informe a la asociación en cada jornada de «incidencias, procedimientos y decisiones de cara al seguimiento actualizado de la competición para conocer la opinión de las jugadoras antes de la última toma de decisión por parte del organizador».

«Esta modificación lo que pretende es dar respuesta a la situación actual, con la contundencia mostrada por las propias jugadoras, en relación a preservar su salud, en el marco del ejercicio de su actividad profesional», advirtió la AFE en un comunicado.

El sindicato deja claro que lo que se demanda «es un desarrollo de la competición con una máxima diligencia respecto a las medidas que coadyuven a garantizar su trabajo». «En estos días, estamos asistiendo a declaraciones y comunicados entre las partes afectadas. La Federación es la responsable de la competición y es la que debe legislar, vía circular, para dar garantía a una competición que no quede al albur de inercias, en una situación de indefinición que está sufriendo», subrayó.

«Por otro lado, los clubs deben cumplir con las exigencias de esos cambios en el protocolo. Ya hubo una modificación del mismo, a petición de AFE, consistente en la obligatoriedad de los test, con la consiguiente consignación presupuestaria (640.000 euros)», añadió el sindicato.

Este considera que actualmente se necesita «un nuevo cambio» y «la voluntad real de quien le compete la organización de la competición». «Es una exigencia y una demanda de las jugadoras que, como no podía ser de otra manera, velan por su salud, pero también quieren ejercer su profesión con las previsiones y medidas que den garantía mínima a ese ejercicio», advirtió.

«Todo ello, en el marco de una competición que sin ser todavía catalogada como profesional, entraña las mismas circunstancias contractuales que la de la Primera División. Diferencia que desde este sindicato no entendemos y más cuando estamos a las puertas de constituir una liga profesional femenina, lo que nos exige a todos un mayor esfuerzo», aseveró la AFE.

La asociación, «consciente del escenario de polarización» entre los equipos y la RFEF, recalcó que «las jugadoras son las más afectadas» y que esas diferencias no pueden ser «causa y efecto para no actuar en esa modificación del protocolo».

«LAS JUGADORAS MERECEN SER ESCUCHADAS Y ATENDIDAS»

«Solicitamos dar paso al consenso para cerrar esa apuesta entre todas las partes y para dar garantía, siendo conscientes de la situación del país, a una competición en la que actúan unas jugadoras/trabajadoras que merecen ser escuchadas y atendidas. Como mínimo, merecen que todos los agentes del fútbol atiendan sus peticiones», prosiguió.

El sindicato que preside David Aganzo también quiere que se constituya «una comisión de seguimiento» para garantizar el cumplimiento del protocolo y apela «al trabajo y al acuerdo de todas las partes para que la Primera Iberdrola tenga garantía de continuidad, sin poner en riesgo la salud y el derecho al ejercicio de su actividad profesional de las futbolistas».

Finalmente, la AFE insiste en «priorizar la salud de las jugadoras» y tiene claro que con la modificación del protocolo «se conseguirá una seguridad jurídica respecto al ejercicio de esta actividad». «Lo pedimos desde el convencimiento de que las partes así lo quieren y desde el respeto que estas jugadoras/trabajadoras merecen de la organización que vela por la competición, que recordemos es una competencia delegada de la Administración Pública», sentenció.