Inicio deportes Yturralde explora el infinito y la sacralidad del círculo en la nueva...

Yturralde explora el infinito y la sacralidad del círculo en la nueva instalación de la fachada del IVAM

29
0

VALÈNCIA, 22 (EUROPA PRESS)

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) expone en su fachada, desde este lunes, 22 de febrero, ‘Hathor’, una obra en forma de pancarta de nueve por nueve metros donde José María Yturralde refleja sus investigaciones sobre la forma circular y sus acepciones en las culturas egipcia, japonés y griega desde una perspectiva casi «sagrada».

La instalación completa la presencia del creador –galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas 2020– en la exposición ‘Imaginarios mecánicos y técnicos en la colección del IVAM’, que se inaugurará el próximo 11 de marzo.

En esta selección se podrán ver cinco obras de Yturralde relacionadas con su trabajo en el Centro de Cálculo de la Universidad Complutense de Madrid en las que refleja sus investigaciones sobre la forma circular.

Además, el IVAM ha organizado la muestra documental ‘Apuntes sobre abstracción geométrica en España’, que se ubicará en la biblioteca de instituto y estará compuesta por una selección de los cuadernos de notas del artista, así como algunos de los primeros dibujos que realizó con una computadora IBM en el Centro de Cálculo.

«Todos los círculos son, para nosotros en Occidente, una curva cerrada y plana cuyos puntos equidistan de un punto interior que llamamos centro», ha señalado Yturralde en la presentación de la exposición, celebrada este lunes junto a la directora del IVAM, Nuria Enguita.

Sin embargo, ha resaltado que su obra «no se interesa solamente por los aspectos puramente geométricos, sino por aquellos simbólicos y de significado».

En este sentido, el artista se ha preguntado «¿qué significa un círculo para nosotros?» y ha manifestado que en su trabajo «se ha interesado especialmente por el sentido que le dan a los círculos en Oriente». «Para ellos no es solamente un círculo, sino un símbolo del infinito, del vacío, del todo, del universo», ha explicado.

Respecto al nombre de la intervención en la fachada del IVAM, ‘Hathor’, ha apuntado que se trata de una diosa egipcia, aunque ha matizado que «no representa» a la divinidad y que «simplemente» le ha puesto este nombre por su «devoción por la mitología y por esa línea de la humanidad que trata de darle significado y encontrar lo esencial en el mundo, en las cosas, en nosotros».

«OTROS MITOS»

«Ahora tenemos otros mitos, llámese Messi, Steve Jobs o el dinero; pero también conservamos, al menos en muchos sectores como el del arte, esa relación mucho más humana, intensa e íntima», ha defendido.

Yturralde ha destacado que en esta exposición ha intentado «acercarse» a la «sensibilidad» con la que tratan las figuras circulares en Oriente. «Quería ver los aspectos más anímicos y sagrados», ha declarado, al tiempo que ha reconocido que esta una exposición «en cierto modo sagrada» para él.

Por su parte, la directora del IVAM ha subrayado que con la instalación de ‘Hathor’ en la fachada, así como la programación de ‘Imaginarios mecánicos y técnicos en la colección del IVAM’ y ‘Apuntes sobre abstracción geométrica en España’, se «rinde homenaje» a este artista, que ha trabajado «las conexiones del arte y la ciencia desde las experimentaciones sobre el espacio y sobre los principios matemáticos aplicados al arte».

«La mirada y el trabajo de José Mª Yturralde a partir de los años 60 ha definido una forma de trabajar y de pensar a través del arte», ha valorado Enguita, para quien la obra del artista «genera esperanza por su significado en un momento complejo como el que estamos».

«CONSTANTE ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE»

La obra ‘Hathor’, así como las otras cinco piezas que se expondrán en el IVAM, pertenecen a la serie ‘Enso’, «círculo en japonés», en la que Yturralde trabaja desde 2015. «Me interesa mucho el mundo de las curvas, siempre me ha interesado, y ahora lo he retomado», ha afirmado.

A pesar de las numerosas referencias a Oriente en sus obras, ha asegurado que «la idea del círculo no solamente es la oriental», pues «la religión católica también posee elementos circulares».

«Hay unas constantes que pueden hacer que asociemos Oriente y Occidente en el hecho de cómo comprendemos la idea del círculo que se cierra y se abre», ha apostillado.

En esta línea, ha resaltado que «todos vivimos en una esfera y nos movemos de manera elíptica alrededor del Sol». «Trazamos espirales y formamos parte de unos movimientos espiraloide impresionantes y a unas velocidades increíbles», ha agregado.

En este punto, Enguita ha aseverado que «el círculo, la esfera, es un símbolo que está presente en muchas culturas y en cada una tiene significados profundos». «Y es esa capacidad de la forma abstracta la que nos lleva a pensar en cuestiones profundas», ha concluido.