Inicio Fútbol Tebas: «Florentino está perdido, la Superliga es la muerte del fútbol»

Tebas: «Florentino está perdido, la Superliga es la muerte del fútbol»

78
0

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, afirmó que su homólogo del Real Madrid, Florentino Pérez, «está perdido» y que la Superliga impulsada por doce clubs europeos, entre ellos el conjunto blanco, FC Barcelona y Atlético de Madrid, lejos de ser la solución a la crisis por la pandemia es «la muerte del fútbol».

«En diciembre de 2020 ya dije que Florentino Peréz estaba muy DESPISTADO, ahora está PERDIDO, ni el fútbol está arruinado como él dice, ni la SUPERLIGA, que es uno de los problemas, puede ser la solución, es la muerte del fútbol», dijo el máximo responsable de LaLiga en su cuenta de Twitter.

Así respondió Javier Tebas a las declaraciones de Florentino Pérez en programa ‘El Chiringuito’ en las que afirmó que el proyecto de la Superliga es «por el bien del fútbol, y para salvarlo de una situación crítica».

«Esto se nos ocurrió a todos porque la Champions estaba perdiendo interés y nos dijimos: ‘¿Qué es lo que tiene atractivo?’ Que juguemos entre los grandes. Lo que hacemos es por el bien del fútbol, es para salvarlo porque está en un momento crítico», señaló Pérez.

El directivo blanco advirtió de que el «fútbol debe evolucionar» e «irse adaptando» a los tiempos actuales. «El fútbol lleva perdiendo interés, se nota en que las audiencias van bajando y los derechos televisivos van disminuyendo. Algo había que hacer y la pandemia nos ha dicho que debía ser con urgencia porque estamos todos arruinados», manifestó.

Milan, Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, FC Barcelona, Inter, la Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid y Tottenham Hotspur anunciaron la fundación de la Superliga, competición que estaría formada por 20 clubs y que competiría con la actual Liga de Campeones.

El anuncio de la Superliga provocó la reacción de la UEFA, que anunció sanciones para los clubs y los jugadores participantes en la misma, y de algunos gobiernos, entre ellos el español, que expresaron su rechazo al proyecto y la apuesta por el diálogo entre equipos, federaciones y ligas nacionales.