Inicio Balonmano (Análisis) La Familia llega a Japón tan insaciable como siempre

(Análisis) La Familia llega a Japón tan insaciable como siempre

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La ‘Familia’, la denominación con la que la Federación Española de Baloncesto engloba a las dos selecciones absolutas, llega a Tokio tan insaciable como siempre, decidida a aumentar su sobresaliente palmarás de los últimos años y con claras opciones de aspirar a nuevas medallas en la capital japonesa.

Además de España, tan solo hay otros cinco países que han sido capaces de clasificar a sus dos selecciones para los Juegos Olímpicos: Estados Unidos, Australia, Francia, Nigeria y la anfitriona Japón. Apenas 12 selecciones compiten en cada uno de los exclusivos torneos olímpicos y la brevedad del torneo obliga a máxima intensidad desde el minuto uno porque cualquier pequeño detalle puede apartar de la pelea por las medallas.

En la competición masculina, la selección española es consciente de que no puede fallar en su debut ante Japón, que se presumía como el rival teóricamente asequible, pero viene de batir a Francia. Después del anfitrión esperan dos rivales poderosos: Argentina, a la que batió en la final del último Mundial de China, y la Eslovenia de Luka Doncic, su verdugo en semifinales del Eurobasket 2017 y vigente campeona continental.

Los dos primeros de cada grupo pasarán a cuartos de final junto con los dos mejores terceros, pero solo el primer puesto asegura un puesto de cabeza de serie en el nuevo sorteo que se realizará para definir los cuartos de final. Completan el elenco Estados Unidos, Francia, República e Irán en el Grupo A; y Australia, Italia, Alemania y Nigeria en el Grupo B. Por el camino se han quedado fuera selecciones del nivel de Serbia, Grecia, Croacia, Lituania, Rusia o Brasil.

LA EPOPEYA DE PAU GASOL

A sus 41 años, y a falta de saber si continuará jugando a nivel de clubes, lo que está claro es que Tokio supondrá la despedida internacional de Pau Gasol, el mejor jugador en la historia del baloncesto español. Serán los quintos Juegos para el catalán -igual que para el capitán Rudy Fernández-, que trabajó muy duro durante dos años lesionado para regalarse una despedida a la altura de su carrera.

Tras conquistar la ACB con el Barça, Gasol, el último ‘junior de oro’ en activo junto con Carlos Cabezas -sigue jugando en Uruguay-, aspira a un retorno soñado también con la selección española, de la que ha sido el estandarte durante su época más gloriosa en las dos últimas décadas, pero con la que no compite desde el bronce olímpico de Rio 2016.

El azulgrana, su hermano Marc, Rudy Fernández y Sergio Rodríguez forman el núcleo de cuatro supervivientes del Mundial 2006, cuando España ganó su primer título mundial precisamente en el mismo escenario donde volverán a competir ahora: el Saitama Super Arena. Todo un guiño al equipo nacional, que desde aquel campeonato ha sumado 11 medallas en grandes torneos internacionales.

Tres de esas preseas son olímpicas, las platas de Pekín y Londres y el mencionado bronce de Río. Desde 2008, solo Estados Unidos ha sido capaz de mantenerse en el podio olímpico además de España, que sueña con romper su última muralla: el oro olímpico. Las dudas del equipo norteamericano, que ha encajado dos derrotas en la preparación olímpica y llega con numerosas bajas, alimentan esa esperanza.

JUANCHO HERNANGÓMEZ LLEGA A TIEMPO

Sergio Scariolo, que cumple su segunda etapa en el banquillo nacional y tiene contrato firmado hasta 2024, apenas ha tenido que lidiar con renuncias, como suele ocurrir antes de las citas olímpicas, y solo los naturalizados Serge Ibaka y Nikola Mirotic han declinado competir en Tokio, por lo que ni siquiera ha tenido que decantarse por uno de ellos.

España mantiene a ocho de los jugadores que compitieron en Río’2016, retirados ya Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón y el último en hacerlo, Felipe Reyes. Ricky Rubio, MVP del Mundial 2019 donde España bordó su segunda estrella en la camiseta, llevará la manija con la ayuda de Sergio Rodríguez y Sergio Llull, cuya polivalencia siempre es bienvenida.

Una de las novedades es Alberto Abalde, que se enfrenta a su primer torneo con la absoluta, aunque la noticia más llamativa está en el interior, donde su compañero en el Real Madrid Usman Garuba ha protagonizado la gran irrupción de la temporada. A falta de saber si se marcha a la NBA, cuyo Draft se celebrará en pleno torneo olímpico (19 años), el ala-pívot de 19 años quiere brillar en su primer escaparate planetario.

Con Álex Abrines y el multiusos Víctor Claver, fundamental en el bronce de Río, completando la zona exterior, Marc Gasol volverá a ser importante bajo los aros y llegará con ganas de revancha después de una temporada decepcionante en Los Angeles Lakers, donde acabó descartado y lejos de pelear por el anillo.

La veteranía de los Gasol, que suman 77 años entre los dos, obliga a dar un paso adelante a Willy Hernangómez, que finalmente estará acompañado por su hermano Juancho Hernangómez, que se ha recuperado a tiempo de la luxación acromioclavicular que se provocó el pasado 8 de julio ante Francia. Las dobles victorias ante Irán y Francia, y la derrota por 83-76 ante los Estados Unidos han sido la hoja de ruta de la actual campeona del mundo para afrontar el sueño olímpico.

LA SELECCIÓN FEMENINA, PICADA EN SU ORGULLO

De forma paralela a la sección masculina de la ‘Familia’, la selección femenina también lleva varios años deslumbrando en el panorama internacional y hace cinco años llegó hasta su primera final olímpica, donde Estados Unidos impuso su enorme poderío.

El equipo entrenado por Lucas Mondelo llevaba una formidable trayectoria de siete medallas consecutivas en otros tantos torneos, entre ellas una plata Mundial y tres oros europeos, pero la racha se quebró el mes pasado en el Eurobasket de Valencia, donde cayó en cuartos de final para decepción de la hinchada local.

Esa dura eliminación, que además le aparta del Mundial de Australia 2022 salvo hipotético oro en Tokio, nutre con ganas de revancha al equipo de Mondelo, que recupera a Alba Torrens. La jugadora más determinante de la selección se infectó de COVID justo antes del Europeo, igual que Tamara Abalde, y ambas ya están de vuelta.

La capitana Laia Palau, tan solo dos meses menor que Pau Gasol, se mantiene como faro espiritual de un equipo que este año ha perdido a piezas importantes como la retirada Marta Xargay, Anna Cruz o Laura Nicholls, pero que ve el relevo asegurado con Maite Cazorla o la jovencísima Raquel Carrera.

Astou Ndour y Laura Gil en el juego interior, María Conde de alero y Cristina Ouviña en la posición de base, la última con máscara debido a la fractura nasal que sufrió en el Eurobasket, son las otras referentes del equipo nacional en un torneo de idéntico formato al masculino. En la primera fase ya esperan Corea, Canadá y Serbia, su verdugo en Valencia y flamante campeona continental.

FICHA.

–SEDE: Saitama Super Arena.

–FECHAS: Del 25 de julio al 7 de agosto (torneo masculino) y del 26 de julio al 8 de agosto (torneo femenino).

–PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA.

SELECCIÓN MASCULINA.

BASES: Ricky Rubio (Minnesota Timberwolves), Sergio Rodríguez (Armani Milan) y Sergio Llull (Real Madrid).

EXTERIORES: Rudy Fernández (Real Madrid), Álex Abrines (Barça), Alberto Abalde (Real Madrid), Juancho Hernangómez (Minnesota Timberwolves) y Víctor Claver (Valencia Basket).

INTERIORES: Pau Gasol (Barça), Marc Gasol (Los Angeles Lakers), Willy Hernangómez (New Orleans Pelicans) y Usman Garuba (Real Madrid).

SELECCIÓN FEMENINA.

BASES: Laia Palau (Spar Girona), Silvia Domínguez (Perfumerías Avenida) y Cristina Ouviña (Valencia Basket).

EXTERIORES: Alba Torrens (UMMC Ekaterimburgo), Maite Cazorla (Perfumerías Avenida), Queralt Casas (Valencia Basket), Leo Rodríguez (Perfumerías Avenida) y María Conde (USK Praga).

INTERIORES: Astou Ndour (Chicago Sky), Laura Gil (Valencia Basket), Raquel Carrera (Valencia Basket) y Tamara Abalde (Durán M.Ensino).