Inicio Deporte Adaptado Teresa Perales y Nuria Marqués se bañan en plata en Tokio

Teresa Perales y Nuria Marqués se bañan en plata en Tokio

cabecera_650x400

Teresa Perales, que sufrió una luxación en el hombro izquierdo el pasado mes de mayo en el Europeo de Madeira, conquistó una valiosa medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Tokio agrandando aún más su leyenda como deportista.

La nadadora aragonesa accedió a la final con el cuarto mejor tiempo de las series de clasificación (44.54) y en la final mejoró notablemente ese registro para parar el crono en 43.02, solo por detrás de la china Dong Lu, que, con 37.18, estableció un nuevo récord del mundo. El bronce fue para la turca Sevilay Ozturk.

La participación de Teresa Perales en estos Juegos de Tokio se resume, hasta el momento, en la medalla de plata lograda en los 50 espalda y en dos diplomas, uno en el relevo mixto 4×50 y otro en los 100 metros estilo libre.

Al término de la prueba, la nadadora declaró que la medalla de plata conquistada en los 50 metros espalda, clase S5, “roza casi el milagro”, y desveló que en septiembre se operará para recuperarse de la luxación.

Le he echado mas coraje que la ‘rasmia’, que es una palabra muy aragonesa, que significa un par de esos a la vida”, dijo Teresa, que disputó una carrera muy rápida que se llevó la china Dong Lu, que, con 37.18, estableció un nuevo récord del mundo.

Las opciones que había era entrar en medalla pero una cosa es lo que he soñado y lo que he trabajado. Venía muy tocada del hombro. Lo estamos recolocando porque se coge con pinzas y me voy a operar una semana después de llegar a España. Esta medalla casi roza el milagro y la voluntad humana”, confesó.

Plata de Nuria Marqués

Nuria Marqués logró la medalla de plata en la prueba de los 100 metros espalda, clase S9 de discapacitados físicos, repitiendo el mismo resultado que consiguió en los Juegos de Río de Janeiro, en los que también conquistó la plata.

En esta ocasión, la nadadora catalana paró el cronómetro en 1:10.26, solo superada por la estadounidense Hannah Aspden, que registró 1:09.22 para alzarse con el oro. El bronce fue para la neozelandesa Sophie Pascoe, plusmarquista mundial de la clase y la distancia.

“Me siento bastante bien. Han sido años muy duros los que llevamos, sobre todo este tiempo de la pandemia. Ha sido difícil mantenerse físicamente y psicológicamente más porque has tenido que sacrificar muchas cosas, incluso estos últimos meses que hemos tenido que estar lejos de la familia“, dijo Marqués, al término de la prueba.

Este resultado es muy reconfortante. Podía haberlo hecho un poco mejor pero lo he dado todo en la piscina. Respecto a Río cambia la perspectiva, incluso la presión es más alta. Llegar a la pared y ver el segundo puesto es un orgullo y un honor“, confesó.

En la piscina también lograron diploma Toni Ponce, David Sánchez Sierra y el relevo 4×100 masculino compuesto por Jacobo Garrido, Sergio Martos, Iñigo Llopis y José Antonio Mari.