Inicio Baloncesto La selección femenina de basket en silla cae ante Alemania y luchará...

La selección femenina de basket en silla cae ante Alemania y luchará por ser séptima

TOKIO, 31 (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro)

La selección española femenina de baloncesto en silla peleará por ser séptima en los Juegos Paralímpicos de Tokio después de caer este martes en los cuartos de final ante Alemania por un claro 57-33, producto sobre todo de un mal inicio de tercer cuarto.

El combinado nacional mostró una buena cara competitiva y desde su intensidad defensiva fue capaz de contener a un rival al que esperaba sorprender como ya hiciese hace unas semanas en su preparación para la cita de la capital japonesa.

España se mantuvo cerca en el marcador en todo momento y alcanzó el descanso con sus opciones intactas (24-19), pero tras este no empezó entonada y un claro parcial de 9-0 para las alemanas permitió su despegue y jugar ya con más comodidad. Virginia Pérez (13 puntos y seis rebotes) fue la más destacada de las jugadoras de Abraham Carrión.

“El partido ha tenido dos fases claramente diferenciadas, con los primeros 20 minutos sacando nuestra mejor versión del torneo, lo que nos deja muy contentas porque era el momento idea, pero luego en el tercero no hemos salido todo lo concentradas que hacía falta sabiendo que ellas iban a intentar ‘matarnos’ ahí”, comentó Carrión tras el partido.

El técnico lamentó que cometiesen “dos o tres errores infantiles” y que las alemanas se escapasen. “Hemos perdido confianza, hemos empezado a fallar más tiros y esa menor confianza se ha traducido en menor intensidad defensiva que es lo que nos da la vida”, subrayó.

“Creo que el primer ataque del tercer cuarto de ellas es demasiado sencillo y se van siete arriba, y luego hemos cometido un par de errores que han sido dos transiciones y se han ido de más diez. Eso nos ha pesado mucho en la cabeza, nos ha faltado algo de determinación para haber parado ahí con un par de faltas”, añadió Carrión.

El andaluz quiere ahora “repetir la séptima plaza del pasado Mundial” y mantener “el nivel de crecimiento” para brillar en el Europeo de dentro de tres meses donde serán anfitrionas. “Nos tenemos que llevar de aquí que podemos estar ya a la altura de las mejores, nos hemos ganado el respeto de las demás, nos falta ser más duras mentalmente y competitivas en los momentos importantes, pero vamos por buen camino”, sentenció.