Inicio Ciclismo El ciclismo no puede aportar medalla bajo el diluvio en Fuji

El ciclismo no puede aportar medalla bajo el diluvio en Fuji

TOKIO, 2 (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro)

El ciclismo español no pudo aportar medalla este jueves en los Juegos Paralímpicos de Tokio, pese a que tuvo buenas opciones con Joan Reinoso y el ‘Team Relay’ formado por Sergio Garrote, Luis Miguel García-Marquina e Israel Rider, mientras que Ricardo Ten volvió a dar muestra de su competitividad.

Bajo una climatología muy adversa que no dio tregua a los participantes de la jornada, el que más cerca estuvo de subir al podio fue seguramente Joan Reinoso, que estuvo peleando por un bronce en la categoría de triciclos T1-2 que se le escapó por el infortunio.

El balear, al que un problema mecánico le impidió haber podido estar en el podio en la contrarreloj, marchaba tras la primera vuelta al Circuito de Fuji en el grupo destacado junto al chino Jianxin Chen y al belga Tim Celen, que terminarían siendo oro y plata.

Sin embargo, el español perdió un valioso tiempo cuando el colombiano Juan José Betancourt se iba al suelo y le tenía que esquivar. Varios corredores le pasaron y pese a su enorme esfuerzo por remontar se tuvo que conformar con ser cuarto a 24 segundos del bronce.

“Estoy contento con las piernas que he tenido, pero no con el resultado. No he tenido suerte en estos Juegos Paralímpicos, en la crono tuve un problema mecánico y hoy iba detrás del colombiano, ha patinado y nos hemos caído los dos. He perdido un minuto en el incidente, he intentado remontar, he pasado a unos cuantos, pero no ha bastado”, lamentó Reinoso en declaraciones recogidas por la web de la RFEC.

Por su parte, también había expectativas de medalla con el ‘Team Relay’ que forman Sergio Garrote, ya doble medallista en la cita, Luis Miguel García-Marquina, bronce en una de las cronos, e Israel Rider, y que en junio se había proclamado subcampeón del mundo.

El trío español estuvo coqueteando con el podio durante toda la prueba, pero le faltó fuelle al final para poder acceder a él. García-Marquina pasó en su segundo relevo a 13 segundos de Alemania, bronce provisional, pero en la tercera tanda no pudieron remontar y vieron también como Francia les superaba para dejarles quintos a más de un minuto del tercer puesto.

“Llevamos dos meses entrenando con calor, en unas condiciones que nada tienen que ver con las que nos hemos encontrado y nos ha faltado un poquito. Hemos entrado cerca de Alemania, que en teoría era el rival con el que nos íbamos a jugar esa plaza, pero no ha podido ser. Es una pena porque veníamos con mucha ilusión, aunque no nos hemos dejado nada y nos vamos con un diploma en estas condiciones”, remarcó García-Marquina.

COMPETITIVO Y LUCHADOR RICARDO TEN

En las otra prueba con representación española, la de C1-3, Ricardo Ten demostró su categoría competitiva bajo un auténtico diluvio y frío y se llevó el premio de ser el mejor de su clase, la 1, la reservada para los ciclistas con más discapacidad.

El valenciano, que se marcha de Tokio con la medalla de bronce con el equipo de velocidad, llegó a estar con el grupo que se jugaría las medallas durante las dos primeras vueltas pese a las extremas condiciones y luego no se rindió para acabar décimo, a tan sólo nueve segundos del bronce. Por su parte, Eduardo Santas (C3) fue vigesimosexto.

“Ha sido una carrera muy dura, pero he demostrado que venía en un gran estado de forma y quería irme por lo menos con buen sabor de boca. Ha habido momentos en los que se me ha pasado por la cabeza que esta carrera no era la mía, he pensado en abandonar, pero tenía que pelearlo, demostrar respeto por los compañeros que se han quedado sin venir a los Juegos; había que sufrirlo hasta el final. No nos ha sonreído la fortuna en estos Juegos, pero hay que seguir peleando”, remarcó Ten.