Inicio Fútbol El Liverpool, gran amenaza del Atlético en un Grupo B sin margen...

El Liverpool, gran amenaza del Atlético en un Grupo B sin margen al despiste

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Atlético de Madrid tendrá que tener los cinco sentidos al cien por cien para sacar adelante un complejo Grupo B de la Liga de Campeones, donde comparte favoritismo con el Liverpool inglés, pero donde no se puede relajar ante la presencia de un Oporto siempre competitivo y de un Milan que quiere volver a brillar en Europa.

El conjunto de Diego Pablo Simeone ya sabe que tendrá que trabajarse el pase la ronda de octavos y que la primera plaza además será de alto valor por tener enfrente a los ‘reds’, que querrán su particular revancha en un grupo que reúne a un total 15 Copas de Europa: siete del Milan, seis del Liverpool y dos del Oporto.

El campeón de LaLiga Santander no lo es, pero querrá dejar claro que su estatus continental es actualmente seguramente más alto que el de ‘rossoneri’ y ‘dragones’, aunque estos últimos llegaron más lejos en la anterior edición de la máxima competición continental y que se presentan como un rival que no ofrece demasiadas concesiones.

Pero sin duda, el principal ‘enemigo’ de los colchoneros es un Liverpool que quiere volver a tener un papel protagonista en la Champions. Después de jugar la final de 2018, perdida ante el Real Madrid, y de ser campeón por sexta ocasión al año siguiente ante el Tottenham, el conjunto inglés no ha pasado de cuartos.

En el año de su defensa del trono, cayó precisamente ante el Atlético de Madrid en octavos de final, tras perder 1-0 en el Wanda Metropolitano y 2-3 en Anfield tras una prórroga en lo que fue la eclosión de Marcos Llorente, una eliminación de la que habrá aprendido Juergen Klopp para dos partidos menos ‘decisivos’. Y en la 2020-2021, fue el otro equipo madrileño, el Real Madrid, el que le cerró el paso en cuartos.

El Liverpool no tuvo su mejor temporada el año pasado y ahora pretende volver con fuerza bajo sus conocidas señas de identidad impuestas por Juergen Klopp, cuyo fútbol eléctrico y vertical es siempre un peligro, y donde las amenazas siguen siendo las de antaño.

Los ‘reds’ mantienen su peligroso tridente ofensivo formado por Salah, Mané y Firmino, con un exatlético como Diogo Jota como alternativa, mientras que atrás ya pueden contar con su ‘jefe’, el neerlandés Virgil van Dijk, ya recuperado de su lesión de rodilla que le hizo perderse la pasada campaña.

El internacional volverá a liderar una zaga para la que se reforzó con el fichaje del central Konaté, con los ‘puñales’ por los costados que son Alexander-Arnold y Robertson, y con Alisson en la portería. En el centro del campo ha perdido a una pieza clave como Wijnaldum, lo que puede dar más protagonismo a Thiago Alcántara junto al capitán Henderson y Fabinho, mientras que ha perdido por lesión al prometedor Elliot.

OTROS DOS CAMPEONES DE EUROPA

Por su parte, el Oporto y el Milan representan otro tipo de amenazas para el Atlético de Madrid, que tendrá que plasmar su superioridad y su mejor plantilla. En principio, de ambos, el más peligroso parece el conjunto portugués, un rival ya muy curtido en la Champions, donde el año pasado se plantó entre los ocho mejores, cediendo ante el Chelsea inglés y eliminando anteriormente a la Juventus, una muestra de su peligro.

El conjunto que sigue entrenado por Sergio Conceiçao ya mostró también cuales son sus señas de identidad, que pasan por ser un bloque compacto y sin excesivos alardes individuales, que espera además tener un salto de calidad y de experiencia tras lo vivido la pasada temporada.

El referente del doble campeón de Europa es el veterano central Pepe, ex del Real Madrid que revivirá viejas ‘batallas’ con los rojiblancos y líder en el campo de una plantilla donde sobresale su óptimo mediocampo con el portugués Sergio Oliveira, el mexicano ‘Tecatito’ Corona y el brasileño Otávio. Arriba, ha perdido a Marega, lo que aumenta el protagonismo del iraní Tahremi, acompañado por el español Toni Martínez o el colombiano Luis Díaz.

Por su parte, el Milan vuelve a la máxima competición continental que durante una época dominó y fue protagonista. El siete veces campeón de Europa, la última en 2007, retorna tras siete años de ausencia y después de lidiar con problemas con el ‘fair play’ y sin ni siquiera haber podido encontrar brillo en la Liga Europa.

Sin embargo, el conjunto milanista parece que quiere volver a asomar la cabeza y encontrar una estabilidad futbolística tanto en el Viejo Continente como en una Serie A donde ella año pasado secundó en la tabla a su vecino y rival, el Inter de Milán, aunque por momentos llegó a ir líder y peleando por el ‘Scudetto’.

Buena parte de esta recuperación la tiene Stefano Pioli, un técnico que también ha dado estabilidad en el banquillo y que ha sacado buen rendimiento de una plantilla que ha perdido algunas piezas claves como el portero Donnarumma o el centrocampista turco Calhanoglu.

A cambio, ha fichado a un veterano goleador como el francés Giroud, verdugo del Atlético el año pasado con el Chelsea, para acompañar a Zlatan Ibrahimovic en un ataque que es el fuerte ‘rossonero’ con futbolistas como Rafael Leao o el español Brahim Díaz.