Inicio Fútbol (Previa) El fútbol español afronta el reto mayúsculo de recuperar el trono...

(Previa) El fútbol español afronta el reto mayúsculo de recuperar el trono continental

cabecera_650x400

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La edición 2021-2022 de la Liga de Campeones, la máxima competición europea de clubes de fútbol, dará comienzo este martes con el Chelsea inglés defendiendo título ante una como siempre amplia variedad de rivales, encabezados seguramente por el Paris Saint-Germain francés, y en la que quiere entrar alguno de los cinco representantes de un fútbol español que ha perdido su papel dominador de antaño.

Entre 2014 y 2018, la Champions fue dominada por España, con cuatro títulos del Real Madrid y uno del FC Barcelona, y dos finales protagonizadas por conjuntos de LaLiga Santander (Real Madrid y Atlético de Madrid), pero desde la decimotercera conquista madridista, el fútbol nacional ha perdido fuelle.

Así, en las tres últimas ediciones del torneo, el fútbol español no ha podido meter a ningún equipo en la final y sus mejores resultados son las semifinales de la 2018-2019 (FC Barcelona) y las de la pasada temporada (Real Madrid), un bajón que ha coincidido principalmente con el mayor auge de la Premier League, protagonista absoluta de las finales de 2019 y 2021.

En esta ocasión, el campeonato español será protagonista porque contará con más que representantes que nadie, un total de cinco ya que el Villarreal, campeón de la Liga Europa, se unió al Atlético de Madrid, el Real Madrid, el FC Barcelona y el Sevilla, que repiten respecto a la pasada edición, pero que ninguno de ellos parte antes del inicio entre los principales favoritos.

La Champions 2021-2022 tiene probablemente un rival a batir, más allá del actual campeón. Todas las miradas se centran en Paris, donde el eterno candidato PSG ha completado una plantilla de ensueño. El conjunto parisino ha conseguido ser el destino elegido por Leo Messi tras su adiós al FC Barcelona y el rosarino formará un ataque demoledor junto a Neymar y un Mbappé que finalmente no ha dejado el proyecto. Además, han llegado Sergio Ramos, Donnarumma, Wijnaldum y Achraf para conformar un poderoso equipo que tendrá la presión extra de ser considerado el gran favorito.

Tras el PSG, finalista en 2020, se sitúan los representantes ingleses, encabezados una vez más por el Chelsea, que intentará la difícil misión de repetir título, y el Manchester City de Pep Guardiola, que afronta un nuevo intento de reinar en Europa. Los de Thomas Tuchel no ha retocado en exceso su plantilla ganadora, pero se han reforzado arriba con Romelu Lukaku y en el medio con Saúl Ñíguez. Los ‘citizens’, que cada año van derribando una barrera, no han acudido tampoco al mercado en exceso y han añadido a Jack Grealish a su potente ofensiva.

Junto a ellos, podría volver a ser candidato el Liverpool, campeón en 2019 y que sigue confiando en el eléctrico fútbol de Juergen Klopp, y, sobre todo, el Manchester United, que se ha reforzado muy bien con el joven Jadon Sancho, Raphael Varane y, principalmente, con el retorno a Old Trafford doce años después del insaciable Cristiano Ronaldo, un jugador que debe permitir a los ‘Diablos Rojos’ dar un salto de calidad.

EL ATLÉTICO LIDERA LAS OPCIONES ESPAÑOLAS

El Bayern, ganador de la competición en 2020, también parte en la primera línea de aspirantes. El conjunto bávaro, que tampoco ha retocado mucho su bloque, cayó la pasada campaña en los cuartos de final ante el PSG y querrá volver a acercarse a ese fútbol demoledor que le hizo arrollar hace dos temporadas

Y a la altura de estos equipos esperan situarse los españoles, liderados por el Atlético de Madrid, campeón de LaLiga Santander que se ha reforzado muy bien para intentar volver a ser protagonista como antaño de la competición tras unas ediciones grises desde su última final en 2016. Liverpool, Oporto y Milan serán sus primeros exámenes.

El Real Madrid, con el Inter como gran amenaza inicial, tratará de volver a estar en las rondas finales en su torneo ‘favorito’ ya sin jugadores claves como Sergio Ramos o Varane y de nuevo en manos de Carlo Ancelotti, el técnico que puso fin a su sequía de once años sin levantar la ‘Orejona’, mientras que el FC Barcelona, que lidiará con el Bayern, querrá demostrar que es capaz de competir con los mejores sin Messi y apoyado en sus nuevos fichajes como Memphis Depay.

El Sevilla y el Villarreal buscarán como primer objetivo alcanzar los cruces, en principio más asequibles para los de Julen Lopetegui que tienen ‘grandes’ rivales (Lille, Salzburgo y Wolfsburgo) que para los de Unai Emery, que tienen a United y Atalanta en su camino inicial.

Finalmente, el fútbol italiano intentará aprovechar el impulso dado por la Eurocopa conquistada por su selección nacional para volver a brillar entre los mejores después de unos años en los que sus equipos no han tenido protagonismo. El Inter, la Juventus, el Atalanta y el Milan, todavía el segundo más laureado con siete copas, serán sus bazas.

En total, 32 equipos, con el Sheriff Tiraspol moldavo como único debutante, comenzarán la pelea por jugar la final del 28 de mayo en el Estadio Krestovski de San Petersburgo (Rusia) de una Champions que trae la novedad de la vuelta de la emoción que le otorga el público y, sobre todo, de la eliminación del valor doble de los goles a domicilio en las eliminatorias.