Inicio Fútbol (Pre) El Betis no quiere distraerse con el derbi en Alemania y...

(Pre) El Betis no quiere distraerse con el derbi en Alemania y la Real no puede fallar ante el Sturm

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El Betis y la Real Sociedad intentarán afianzar este jueves sus opciones de clasificación para la siguiente ronda de la Liga Europa 2021-2022, con el conjunto bético buscando arrebatar el primer puesto al Bayer Leverkusen en su estadio y con el realista tratando de no dejar escapar ningún punto ante el colista Sturm Graz.

En el BayArena (21.00 horas), el Betis buscará volver a la senda de la victoria y dar un ‘paso de gigante’ para hacerse con la primera plaza del Grupo G y evitar así el primer cruce, aunque ya sabe del potencial de un Bayer, que le creó bastantes problemas en el Benito Villamarín de donde arañó un empate para mantener el empate a puntos en la clasificación.

El conjunto de Manuel Pellegrini no llega a esta visita a Alemania con el mejor estado de ánimo ya que viene de firmar su peor partido del año, saldado con una clara derrota por 3-0 ante el Atlético de Madrid, y con su afición mirando casi más al domingo cuando reciba al Sevilla.

El derbi puede marcar mucho este encuentro continental, que tampoco permite muchos despistes de cara a no complicar un futuro continental que, de momento, parece bien encarrilado, pero en el que el Celtic escocés todavía quiere inmiscuirse.

De todos modos, la visita del gran rival no variará los planes previstos por Pellegrini, habituado ya a realizar rotaciones en este tramo de campaña para repartir esfuerzos y que seguramente no se alejará de este guión. Fekir, que no jugó por precaución en el Metropolitano, y Bellerín, ausente ante el Atlético por problemas estomacales, podrían ser de las novedades en el once junto a Víctor Ruiz y Borja Iglesias.

Por su parte, el Bayer Leverkusen recibe la visita bética sin atravesar su mejor momento. El equipo de Gerardo Seoane, líder del grupo por la diferencia de goles, tiene ahora la responsabilidad de defender esa condición ante su público frente al que no gana desde finales de septiembre.

El conjunto alemán, cuarto en la Bundesliga, ha caído en sus tres últimos encuentros como local, ante Bayern (1-5) y Wolfsburgo (0-2) en liga y ante el Karlsruhe (1-2) en Copa, y acumula entre todas las competiciones cinco encuentros sin ganar.

Además, el técnico suizo tiene que lidiar con una ‘enfermería’ un tanto repleta y con jugadores importantes como el goleador checo Schick, el centrocampista chileno Aranguiz o el delantero alemán Bellarabi, mientras que el argentino Alario es duda y podría mermar el poderío ofensivo del ‘equipo de la aspirina’.

LA REAL SOCIEDAD RECIBE AL STURM AÚN SIN OYARZABAL

Por su parte, a las 18.45 horas, en el Reale Arena, la Real Sociedad también querrá pasar página al amargo derbi del pasado domingo ante el Athletic Club, donde dejó escapar dos puntos en el minuto 90, volviendo a derrotar al Sturm Graz austriaco.

El equipo de Imanol Alguacil, líder de LaLiga Santander pese a este tropiezo, necesita no fallar ante el colista del Grupo B, que aún no ha sumado ningún punto y que se juega sus últimas opciones de seguir con vida, para afianzar sus opciones de clasificación.

Los ‘txuri-urdines’ sufrieron para sacar el triunfo en Austria y, con cinco puntos, colocarse en la segunda plaza a dos puntos del Mónaco y uno por delante del PSV. La victoria se antoja también clave afrontar la complicada visita al Principado tras el parón sin excesivas urgencias.

La Real Sociedad tendrá una complicada visita el domingo a El Sadar y el esfuerzo realizado en el derbi podría provocar que Alguacil mueva su once, en el que seguirá sin estar Oyarzabal, aún sin recuperarse de su problema muscular. Isak hizo saltar las alarmas al no entrenar y aunque sí entró en la lista de convocados, podría tener descanso.

Enfrente, un Sturm Graz que no está atravesando su mejor momento ya que se presentará en San Sebastián con cuatro derrotas en sus últimos cuatro partidos y sólo dos goles anotados. El equipo austriaco buscará volver a crear complicaciones en un partido donde dejará el dominio a su rival para intentar sorprender a la contra.