Inicio Fútbol El Atlético de Madrid Femenino se suma a la campaña ‘Vivo mi...

El Atlético de Madrid Femenino se suma a la campaña ‘Vivo mi piel’ en apoyo a las pacientes con psoriasis

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Atlético de Madrid Femenino se ha unido a la campaña ‘#VivomiPiel’, impulsada por Acción Psoriasis y la biofarmacéutica UCB con el respaldo de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y que pretende visibilizar la psoriasis y apoyar a las personas que la sufren, especialmente a las mujeres, las más afectadas por la enfermedad.

Junto a la Fundación Atlético de Madrid, la delantera rojiblanca Sheila García y la centrocampista Claudia Iglesias protagonizan un vídeo en el que muestran, a través de un entrenamiento de fútbol, cómo el deporte es una herramienta terapéutica para pacientes con psoriasis. A través del trabajo en equipo, el esfuerzo, la constancia, animan a las mujeres con psoriasis a superar sus retos.

“Me he enfrentado a retos. Con el apoyo de mi familia, amigos y gente más cercana, he logrado estar en la élite, en el Atlético de Madrid”, indica Sheila García. Mientras, “Vivir mi piel significa poder tomar mis propias decisiones, sin miedo a lo que puedan decir. Con ánimo y esfuerzo para todos los retos que vengan”, añade Claudia Iglesias.

Así, animan a formar parte de la primera cadena que conecta piel con piel en apoyo a las mujeres con psoriasis, animando a compartir en redes sociales una imagen con el gesto que simboliza fuerza y superación: los brazos elevados. La iniciativa pretende visibilizar la enfermedad, apoyar a las personas que la sufren y animarlas a vivir sin limitaciones y a fomentar la práctica del deporte.

Por su parte, la vicepresidenta de Acción Psoriasis, Montse Ginés, destaca que participar en deportes colectivos como el fútbol “proporciona beneficios físicos y psicológicos a los pacientes que padecen psoriasis”. “El deporte es un aliado contra esta enfermedad de la piel. La práctica deportiva de manera regular ayuda a un mejor control de la psoriasis. Además, iniciativas como ‘Vivo mi piel’ son clave para mostrar nuestro apoyo a las pacientes, animar a que vivan su vida con ilusión, con más control sobre su enfermedad”, señala.

La psoriasis es una es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta al 2,3% de la población mundial. En España, en torno a un millón de personas padecen psoriasis y, según un estudio, el 60% de las pacientes que conviven con la psoriasis ven afectada su capacidad para disfrutar de la vida. Además, afecta especialmente a las mujeres; la edad media del diagnóstico es de 28 años y en la mayoría de los casos aparece antes de los 40.

Además de su afectación clínica, es una patología que impacta física y psicológicamente en los pacientes. Su detección tiene lugar en plena edad fértil, puede condicionar el deseo de ser madre y sus consecuencias no son sólo visibles en la piel. La enfermedad incide en la calidad de vida familiar y social de las pacientes, en sus relaciones, detectándose además una mayor estigmatización de la enfermedad en las mujeres.

Aumento de nivel de estrés, falta de autoestima, pérdida de confianza en sí mismas o miedo a ser rechazadas por padecer psoriasis son algunas de las consecuencias que conlleva, en muchos casos, a que las pacientes oculten su enfermedad.