Joan Mir se proclamó campeón del mundo de MotoGP en el Gran Premio de Valencia en el Circuito Ricardo Tormo tras finalizar séptimo en la que él mismo admitió que fue la carrera que peor se encontró en cuanto a sensaciones. Morbidelli se llevó la victoria tras imponerse a Miller en la vuelta final con un gran Pol Espargaró tercero y repitiendo podio.

En comparación con el fin de semana pasado, donde Mir salió con medio y medio, el sol lucía y el asfalto rondaba los 30 grados lo que le permitió al mallorquín salir con duro y medio. En la salida, Morbidelli ya se colocó líder con Miller y Pol detrás. Quartararo se fue largo en la curva 2 cuando intentaba adelantar por lo que se quedó último. Mir era décimo y le valía para ser campeón.

Con Morbidelli cogiendo unos pocos metros respecto a Miller, Quartararo intentaba remontar desde atrás. El francés superaba a Savadori, Rabat y Bradl para pegarse a Petrucci, a quien también terminaría pasando. Ahora le tocaba Álex Márquez que le devolvió en varias ocasiones los intentos de adelantamiento. Por delante, Zarco se iba al suelo cuando rodaba sexto.

Los tres primeros se estabilizaban y Morbidelli seguía tirando incluso marcando la vuelta rápida. Oliveira iba cuarto con Nakagami y Rins detrás. Quartararo, en su afán por remontar, acabó por los suelos cuando intentaba superar a Álex Márquez. El francés no ha podido llevarse un título que, a principio de año, parecía suyo.

Nakagami y Rins superaron a Oliveira, mientras que Mir ya era octavo tras pasar a Aleix Espargaró, aunque llegaba a ellos Dovizioso. Al mallorquín le llegó un mensaje de su equipo que decía: “Mapping 2”, en teoría para cambiar el mapa del motor.

Takaaki cogió unos metros con Rins y se fue a por Pol Espargaró. Sin embargo, cuando intentó superar al de KTM, se fue por los suelos. Una pena para el japonés que estaba haciendo una buena carrera. Por delante, Miller recuperaba terreno con Morbidelli.

Miller consiguió llegar a Morbidelli y le superó en la recta gracias a la potencia de su Ducati. El italiano se la devolvió y el australiano volvió a probar en la 4-5. Sin embargo, el de Yamaha recuperó la primera plaza y pudo aguantarla hasta el final. Pol entró tercero con Rins cuarto. En séptima posición entraría el campeón del mundo de MotoGP, Joan Mir, que había estado contando las vueltas sin arriesgar demasiado para poder certificar su segundo título de Campeón junto al de Moto3 y el primero de Suzuki desde que hace veinte años lo hiciera Kenny Roberts Jr. Aleix Espargaró fue noveno con Viñales décimo y Valentino Rossi decimosegundo. Álex Márquez finalizó decimosexto, por delante de Tito Rabat.

Joan Mir se lleva el campeonato tras una extraña temporada marcada por el Covid-19 y que verá su final en Portimao la próxima semana. Aún está por decidir la segunda plaza del mundial que podría ser para Álex Rins y también el campeonato por marcas donde Ducati y Suzuki están empatadas. Si la marca japonesa se llevase este título se haría con la triple corona ya que el campeonato por equipos también pertenece ya a Suzuki.

Foto de Motociclismo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *