Sergio Dómine Quijada es un chico de 20 años de Cáceres que estudia Informática, pero que compite también en la Superliga2 con el A.D. Voleibol Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El joven colocador extremeño nos ha abierto las puertas de su casa para contarnos cómo ve el inicio de temporada y explicarnos cómo compagina el deporte con la universidad.

  •  Al darse por finalizada la temporada debido a la pandemia, el A.D. Voleibol Cáceres acabó cuarto. ¿Cuál es tu valoración del año pasado?

Creo que fue una temporada muy positiva ya que acabamos cuartos, una posición de la zona mitad alta de la tabla. Además, logramos hacer buenos resultados ganando incluso al líder invicto por 3-1. Este resultado nos subió mucho la moral y creo que el parón por el Covid-19 nos arruinó un poco lo que podría haber sido un gran final de temporada puesto que llegábamos muy motivados y, tal vez, habríamos aspirado a la tercera plaza o incluso algo más. De todos modos, fue una gran temporada y empezamos este año con ilusión y ganas de repetir o incluso mejorar el resultado anterior.

  • Respecto al parón por el Covid-19, ¿cómo hicisteis tú y tus compañeros para no perder la forma en el confinamiento?

Fue difícil porque, aunque terminase la temporada, nosotros no podíamos salir de nuestras casas para ir al gimnasio o a correr. El estado de alarma nos obligaba a permanecer en nuestros hogares y pues tenías que apañártelas como pudieras. En mi caso, hice pesas y ejercicios con la esterilla como abdominales o flexiones.

  • Respecto a la nueva temporada, ¿cuál es el objetivo que tiene el equipo este año en el que tendrán que lidiar también con el coronavirus?

Es una pregunta difícil puesto que hay muchas incógnitas. No sabemos cómo de fuertes llegamos ni cómo estaremos, pero creo que hay que fijarse un objetivo realista. En mi opinión, el objetivo es salvarse ya que hay tres grupos con grandes equipos por lo cual va a ser una liga muy dura. Todo lo que sea por encima de salvarse es bienvenido, pero lo principal es permanecer en la liga. Creo que tenemos un gran equipo capaz de hacer un buen papel.

  • Pasemos a hablar de ti. Es tu quinta temporada en el A.D. Voleibol Cáceres, ¿cómo crees que llegas este año?

Mi máxima siempre es mejorar. El año pasado creo que lo hice bastante bien y mi objetivo personal es mejorar mi rendimiento en el equipo en todos los aspectos: técnica, física, táctica y mentalmente. Quiero seguir aportando lo mejor que pueda al club tanto de titular como desde el banquillo.

  • ¿Cuál dirías que es tu rol en el equipo?

Yo me definiría como un jugador de equipo. Una persona que debe ayudar a cohesionar. Al final juego de colocador, una posición complicada y que me hace tener que manejar los hilos del equipo, por lo que lo principal es mantener la sangre fría y dirigir a mis compañeros para formar bloque.

  • Dime un adjetivo que creas que define al A.D. Voleibol Cáceres Patrimonio de la Humanidad.

Yo diría bloque. Todos somos compañeros, estamos muy unidos y nos apoyamos unos a otros por lo que gracias a ese bloque que formamos somos capaces de superar cualquier dificultad.

  • Además de jugar al voleibol, estudias Informática. ¿Cómo lo compaginas con el deporte?

Es complicado, al final la universidad no es como el instituto que entrabas por la mañana y estabas seis horas, pero luego tenías la tarde para entrenar. Este curso tengo clases por la mañana y por la tarde, entonces debo organizarme para seguir estudiando y, por otra parte, continuar con los entrenamientos y los partidos. Es difícil, pero por el momento todo está saliendo bien y me veo capaz de continuar ambas cosas. Me lo tomo como un desafío.

  • Al final, el voleibol es parte de tu día a día. Me gustaría saber hasta que punto quieres llevarlo, ¿cuál es tu objetivo a largo plazo deportivamente hablando?

Cuando eres pequeño, sueñas por ejemplo con ser futbolista de un Barcelona o un Madrid. Con el voleibol pasa lo mismo, desde niño soñaba con llegar a la liga italiana que para mí es la mejor. Poco a poco te vas dando cuenta de cuáles son tus limitaciones y creo que ahora mismo mi objetivo es ser jugador de Superliga1 y llegar a jugar con la selección española. Es un reto realista, pero que me obligará a trabajar muy duro, aunque estoy preparado para lograrlo.

  • Como jugador extremeño, ¿crees que el voleibol se está expandiendo poco a poco y llegando a más gente en Extremadura y a nivel nacional?

Tengo una opinión diferente del extremeño al español. En España, yo diría que se ha estancado un poco o incluso que ha descendido. Está claro que no es el deporte más popular ya que el fútbol, el baloncesto o el tenis están por encima, por lo que creo que, lejos de remontar, está bajando. En Extremadura es complicado, pues no es un deporte profesional. Es verdad que tiene cierta popularidad, pero no es un deporte muy practicado a nivel federado. Tiene cierto nivel, pero creo que no es el óptimo, aunque confío que poco a poco empiece a subir.

  • Para terminar, ¿quieres darle un mensaje a la gente que os sigue en estos tiempos de pandemia que estamos viviendo?

Me gustaría pedir cabeza, es cierto que ya ha terminado el estado de alarma, pero no se han acabado los problemas. Debemos seguir tomando medidas y teniendo mucho cuidado para poder vencer al virus. Creo que está siendo algo más mental que físico, por lo que debemos ser fuertes también de mente. Si alguien tiene la mala suerte de cogerlo, pues desde aquí le envío todo mi ánimo y fuerza para que lo supere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *