Joan Mir está a un paso de ser campeón del mundo de MotoGP. Su victoria este fin de semana en el Gran Premio de Europa le hace más líder y le permite tener su primera bola de partido el fin de semana que viene también en Valencia. Rins fue segundo y se coloca como principal rival de su compañero en la lucha por el título. Pol Espargaró completó el podio en una buena carrera del de KTM. Quartararo se cayó en la primera vuelta y solo pudo finalizar decimocuarto.

Con la pista casi seca salvo por algún que otro parche, la carrera prometía ser igualada ya que ninguno de los pilotos había podido rodar en esas condiciones en todo el fin de semana. El medio y medio era la opción de neumáticos más demandada, aunque algunos como las KTM o Morbidelli se decantaban por la dura. Maverick Viñales arrancaba desde el pit-lane por abrir un sexto motor. Según su equipo, no podían aguantar las carreras que faltaban con los dos motores que les quedaban por acumulación de kilómetros.

En la salida, Pol conservó la pole con Rins segundo y Nakagami tercero. Mir superaba a Zarco y era cuarto. Rossi, en su regreso tras el Covid-19, remontaba hasta la duodécima plaza. Pocas curvas tardaron Mir y Oliveira, que seguía al líder del campeonato, en superar a Takaaki. Por detrás, Quartararo y Aleix Espargaró se iban al suelo en la curva 8 de forma independiente. Fabio volvió a pista, pero le tocaba remontar desde muy atrás.

No esperó mucho Rins para superar a Pol y probar la escapada por lo que Mir hizo lo mismo para intentar evitarlo. Las Suzuki lideraban con la KTM que no se desenganchaba. Savadori se iba al suelo en su carrera de estreno sustituyendo a Smith. Por otro lado, Valentino Rossi se retiraba por problemas en su Yamaha que se quedó parada. La marca japonesa no levanta cabeza en el aspecto técnico este año. Bagnaia y Crutchlow se caían una vuelta después.

Por delante, todo se estabilizaba. Rins intentaba escaparse sin éxito ya que Mir subía la apuesta si su compañero lo hacía. Pol les seguía de cerca con dificultades para aguantar sus ritmos. Oliveira tampoco perdía distancia con Espargaró. El grupo de Nakagami, Zarco y Miller luchaban por no ceder más espacio con el portugués. Morbidelli sufría y le pasaban Álex Márquez y Dovizioso. Viñales y Quartararo rodaban en los últimos puestos en tiempos de cabeza.

Unos giros después, los tres primeros se distanciaron de sus perseguidores, aunque seguían distanciados por más de medio segundo entre ellos. Por detrás, Nakagami podía con Oliveira y Rabat se retiraba lo que les permitía a Viñales y a Quartararo coger 2 y 1 punto respectivamente.

La carrera estaba muy estabilizada en cabeza, pero un error de Rins en la curva 8 cuando metió la cuarta marcha en vez de la segunda hizo que Mir se pusiera primero. El mallorquín empezó a tirar muy fuerte y su compañero no podía seguirle. Pol tampoco atacaba a Álex a pesar de acercarse. Unas vueltas más tarde, Márquez se fue al suelo luchando con Dovizioso.

Mir consiguió un colchón de 1.3 segundos, lo suficiente para pasar por meta primero y más líder del campeonato. Joan logra así su deseada victoria y pone fin al bulo de que no se puede ser campeón sin ganar una carrera. Rins entró segundo con Pol muy cerca completando el podio. Viñales finalizó decimotercero y Quartararo, que acabó devastado en su box, solo pudo ser decimocuarto.

Con este resultado, Mir tiene la oportunidad de ser campeón del mundo de MotoGP el fin de semana que viene si queda por delante de sus rivales. Puede ceder hasta 11 puntos. Quartararo sigue segundo del campeonato, aunque a 37 puntos y empatado con Rins. Viñales es cuarto a 41. Suzuki puede conseguir la triple corona (campeones en pilotos, equipos y constructores) algo que era impensable a principio de temporada.

Foto de SoloMoto.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *