Inicio Baloncesto Marc Gasol, un pívot increíble, ha tenido una sombra propia desde el...

Marc Gasol, un pívot increíble, ha tenido una sombra propia desde el Mundial 2006

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

Marc Gasol Sáez se retira de las pistas como una de las grandes figuras del baloncesto español, con una carrera brillante en la NBA y a nivel internacional, con un anillo de campeón y dos Mundiales como gran exponente, y con un estilo propio, creándose una sombra propia y alejándose de la de su hermano mayor Pau Gasol a medida que crecía en todos los aspectos, hasta poder retirarse, con 39 años, siendo presidente del club de sus amores; el Bàsquet Girona.

Natural de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), nacido el 29 de enero de 1985, Marc Gasol no tuvo tan fácil como pueda parecer el hacerse un nombre en el baloncesto nacional e internacional. Pese a que su hermano Pau ya era conocido y pudo abrirle puertas, Marc optó por seguir su propio camino, cogiendo lo mejor de su hermano pero labrándose a sí mismo su destino.

Se va un pívot del que, de aquí a unos años, se dirá que ayudó a crear un nuevo estilo de juego. Algo que ya se empieza a resaltar, pues abrió la puerta a jugadores grandes y fuertes que, desde la pintura, se atrevieron a dar asistencias, pases imposibles e incluso irse al exterior para, con muy buena mano, anotar canastas abiertas y triples.

Así era el Marc Gasol jugador que se fue, mucho mejor y más completo que el que empezó a darse a conocer en Barcelona. Con el Barça no tuvo apenas tiempo para mostrar su baloncesto y para demostrar que no era, tan sólo, el hermano de Pau Gasol. La salida de su hermano a la NBA le obligó a irse, por tema familiar, con él a Memphis. Y en esa ciudad fue donde Marc empezó a dejar huella en la NBA.

Leer:   El Valencia CF muestra una bandera en Mestalla en rechazo a la discriminación

Cosas del destino, los Lakers querían a Pau y dieron a los Grizzlies los derechos de Marc pese a ser drafteado por los angelinos. Y Marc, como Pau, debutó en la NBA en Memphis. Y, como él, se fue como un héroe, como un emblema y, además, con el deseo de la franquicia de retirarle su dorsal ’33’. Ahí, ya superó la sombra de Pau.

Pero fue en el Mundial 2006 que España conquistó en Japón donde empezó a separarse de la alargada sombra de Pau para hacer ver a todo el mundo que era Marc. Parecido y distinto a la vez. En un torneo que hizo ver al mundo que España, una potencia europea que iba a más, podía ganar el torneo más prestigioso junto a los Juegos Olímpicos, Marc Gasol se erigió en samurái y cuajó un buen torneo y una buena final, con tan sólo 2 puntos pero gran aportación defensiva, con su hermano ausente por lesión.

Y a nivel de clubes también supo buscarse la vida. En el Barça no creyeron en él como era debido y optó por seguir su carrera acb con el Akasvayu Girona. Ahí, en esa época con Svetislav Pesic en el banquillo, ganó una EuroCup, fue MVP de la Liga Endesa y nació su amor por la ciudad y el club, que refundó en 2014 para, ahora, ser su presidente y decir que jugó sus últimos partidos oficiales con el nuevo Bàsquet Girona.

Pero Marc Gasol anunció este miércoles en Barcelona que ponía fin a su larga carrera deportiva, de veinte años en la élite, tras unos meses de titubeo entre esta opción y volver a las pistas con su Bàsquet Girona. Con esta decisión, se confirma el adiós de un pívot hecho a sí mismo que triunfó en la NBA, con su anillo logrado con los Toronto Raptors en 2019, con España siendo bicampeón del mundo y de Europa y, a nivel de clubes, relanzando al club gironí y llevándolo de vuelta a la Liga Endesa.

Leer:   (Previa) El atletismo español comienza en Glasgow su ajetreado e ilusionante 2024

Con 39 años recién cumplidos, Marc Gasol apuntó días atrás que a finales de este mes, como ha hecho, dejaría claro su futuro. Y no pasa por un regreso a las pistas para ayudar al Bàsquet Girona, y al nuevo entrenador Fotis Katsikaris, a lograr la permanencia o luchar por cotas mayores en la acb. Pasa por poner fin a su exitosa carrera de una vez por todas.

Marc Gasol se va y lo hace con un palmarés envidiable. Con el FC Barcelona ganó, sin ser decisivo en ningún momento pero sí importante como refresco puntual, la Liga ACB 2003-04. Con el Akasvayu Girona se hizo mayor y logró además una EuroCup en 2007 y fue designado mejor jugador de la acb en la temporada 2007-08.

Sin duda, su mayor logro fue el título de campeón de la NBA 2019 con los Toronto Raptors. En la considerada mejor liga del mundo, el pívot de Sant Boi de Llobregat ha jugado casi 1.000 partidos (990) entre Liga Regular y ‘Playoffs’ en las franquicias de Memphis Grizzlies, Toronto Raptors y Los Angeles Lakers, equipo que dejó para volver a su Girona.

Con los Raptors tocó la cima al conquistar esta NBA sin ser Toronto el equipo favorito. Y lo hizo siendo esencial en la pintura. En total, en la NBA, estuvo 13 temporadas consecutivas y fue Mejor Defensor de la competición en 2013, parte del Mejor Quinteto 2015 y ‘All Star’ en tres ocasiones, incluida la de Nueva York 2015 con el salto inicial contra su hermano Pau Gasol.

Leer:   (Crónica) Pablo Sarabia lidera a los Wolves ante el colista

A nivel de selección, Marc Gasol fue uno de los héroes que marcaron una época. Acudió al Mundial 2006 con apenas 21 años, siendo el hermano menor de Pau Gasol –que se lesionó en la semifinal y no pudo jugar la final– y dejando fuera al por entonces habitual Fran Vázquez. Y España ganó aquel Mundial con una muy buena presencia y actuación de Marc.

La cita de Japón 2006 marcó un antes y un después para el baloncesto español, que volvería a encumbrarse con el oro en el Mundial de China 2019 con un Marc Gasol ya omnipresente y esencial. Además, con España ganó los Eurobasket de 2009 en Polonia y de 2011 en Lituania, siendo subcampeón en la cita de España 2007 y bronce en los Europeos de 2013 y 2017. Y saboreó dos medallas de plata olímpicas, en Pekín 2008 y Londres 2012, rozando la gesta ante Estados Unidos.

Una gran carrera que le valió dos distinciones de prestigio a nivel español, como el Premio Princesa de Asturias de los Deportes en 2015 y la Medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo del CSD en 2009. Poco más hubiera podido pedir aquel chico de Sant Boi que empezó a jugar a la sombra de su hermano mayor y que se labró a sí mismo una carrera llena de luz propia, con títulos importantes, con el cariño de compañeros y aficionados y que seguirá ahora desde el palco de Fontajau, el del club de sus amores.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl Baskonia pierde a Sedekerskis y Diop por lesiones musculares y en la muñeca
Artículo siguiente“El club Botafogo confirma la transferencia del extremo brasileño Luiz Henrique del Betis”
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.