Inicio Motociclismo Melcior Mauri, capitán del equipo KH-7 para la Titan Desert, ha mencionado:...

Melcior Mauri, capitán del equipo KH-7 para la Titan Desert, ha mencionado: “Ahora mi meta es ayudar en lugar de ganar”

cabecera_650x400

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

El exciclista profesional Melcior Mauri, capitán ahora del ambicioso y a la vez solidario equipo KH-7 para la Titan Desert Marruecos 2024 que arranca este domingo, aseguró que en estos momentos disfruta más de acompañar a sus compañeros y de ayudar, de capitanear en todos los sentidos las distintas carreras dentro de la Titan, que no de intentar ir a competirla como hizo en las primeras ediciones, ganando la de 2007.

En una entrevista a Europa Press, Melcior Mauri, ganador de La Vuelta a España 1991 y subcampeón del mundo contrarreloj en su etapa como ciclista de ruta, asegura que ahora ya no tiene el chip de competición activo sino más bien lo contrario, que acude a esta Titan Desert de Marruecos, la número 16 o 17 (“ya ni llevo la cuenta”) en sus piernas, a disfrutar de hacer feliz al resto del equipo KH-7.

“Personalmente, y pese a que sigo compitiendo y participando como corredor en la Titan Desert, mi objetivo ya no es el deportivo. Mi objetivo ahora es el disfrutar de la carrera, el acompañar en algunos casos a esos corredores que más bien buscan ser ‘finishers’ o ir a un ritmo no excesivamente muy alto. Me satisface más ese tipo de competición paralela”, se sinceró.

Para el catalán, nacido en Vic hace 58 años, “queda ya muy lejos” su etapa competitiva, como cuando ganó la segunda edición de la Titan Desert en 2007 o como cuando logró un tercer puesto en 2009. “Ya cambié el chip y esa filosofía de competición. Antes me motivaba, me entrenaba y me apetecía sufrir para buscar un rendimiento. Ahora pues he cambiado y me apetece ayudar”, reiteró.

Mauri explica que tiene poco tiempo para entrenar y que, si uno quiere rendir, debe dedicarle más tiempo a la Titan. “Cuesta mucho estar con los mejores. Yo ya no pienso en ganar sino en que el equipo funcione bien. En mi caso es preparar con mimo todo el proceso de navegación y que no les falte de nada a los que disputan la carrera. Me siento más tranquilo y feliz haciéndolo así que no buscando puramente un resultado deportivo”, añadió.

Leer:   Paret-Peintre, ciclista francés del equipo Decathlon, gana la décima etapa del Giro y Pogacar mantiene el liderato

Eso sí, reconoció que “tiene su complejidad” capitanear a un equipo que tiene corredores “de todo”, tanto los que buscan el triunfo final como Josep Betalú como los que acuden para ser ‘finisher’ o las carreras de los famosos, como los cocineros con estrella Michelin Paco Roncero y los hermanos Torres (esta vez solo puede participar Sergio por lesión de Javier) o de Lluc Crusellas, considerado el mejor chocolatero del mundo.

“En mi parte de director y coordinador del proyecto busco rendimiento y busco resultados deportivos. Hay esa faceta de esos corredores que realmente son profesionales de la mountain bike que se dedican exclusivamente a esto y que hay que cuidarles al máximo, en el más mínimo detalle, para que ese rendimiento pueda ser una realidad y no falle nada”, comentó.

“Luego hay corredores que buscan ser ‘finishers’ y terminar la carrera, vivir la experiencia y que evidentemente a ellos el rendimiento, el tardar media hora más, una hora más en cada etapa, ni les preocupa. Pero sí quieren disfrutar del proyecto, por lo tanto hay que cuidar con mimo cada uno de los corredores, cada uno en su objetivo, para que realmente se cumpla su sueño y su objetivo en carrera”, añadió.

Melcior Mauri reconoció que uno de los participantes del equipo KH-7 en el que se volcará más será Lester Fernández, con una discapacidad del 81 por ciento que le impide caminar pero no ir en bici. El cubano, en 2023, fue el primero en terminar en un mismo año la Titan Desert de Marruecos y las Titan Series de Almería y Arabia Saudí.

Leer:   Julian Alaphilippe se reivindica en la duodécima etapa del Giro

“En la etapa de las dunas, que tenemos que andar y él no puede, pues el año pasado ya yo decidí en esa etapa acompañarle para marcar un ‘track’ alternativo, saltarnos el punto de control que está en mitad de una duna y eso significa que nos sancionan con cinco horas en la clasificación general. Y no me importó en absoluto, lo que quise es realmente es hacerle compañía”, se sinceró. “Este año voy a hacer exactamente lo mismo por lo tanto ya ves un poco con qué filosofía voy. Mi clasificación general en absoluto va a ser prioritaria para mí”, aseveró.

De todos modos, se vaya con el chip que se vaya, aseguró que una Titan Desert “engancha” por un “cóctel de cosas”. “Siempre digo que para mí es una experiencia. A cualquier ciclista que le guste la bicicleta de montaña debería vivir como mínimo una vez esta experiencia; desde el recorrido, el entorno, la convivencia, desde ver todo el montaje del campamento con ‘haimas’ en mitad del desierto. Es especial”, destacó.

Quien sí irá a buscar el triunfo en el equipo KH-7 es el cuatro veces ganador de la prueba Josep Betalú. “Es un corredor muy experimentado, que realmente ha ganado ya en cuatro ocasiones la carrera y este año le veo muy motivado”, destacó Mauri. “Le veo con muchas ganas, con mucha ilusión de poder intentar conseguir esa quinta victoria, que sería el corredor que más veces ha conseguido ganarla. Por lo tanto, vamos con esa ambición. Hemos montado un equipo alrededor suyo importante para que tenga el máximo apoyo”, reconoció.

Leer:   Barcelona está cerca de convertirse en la ciudad anfitriona de la salida del Tour de Francia 2026

Mauri, que asegura que ya no quiere competir como antaño por la carrera y se centra más en la parte solidaria, emotiva y familiar de la Titan Desert, reconoció que le gustaba más el espíritu de las primeras Titan, organizadas por RPM con Joan Porcar, que no ahora las que tienen también la mano de A.S.O, que las hace más profesionales que no familiares. “Quieras o no, la carrera va cogiendo más englobe internacional, se va profesionalizando un poquito más, y eso hace que lo notemos. Para los corredores también ha cambiado de un poco de formato, desde la nueva gerencia”, señaló.

“Antes estaba Joan Porcar, que realmente es la persona que contactó conmigo en mi primera Titan Desert para ver si me apetecía vivir esta aventura y esta competición. Y quieras o no, he vivido ese cambio generacional, y como tú dices, está más profesionalizada, se está viviendo la organización de la Titan Desert como algo más empresarial. A mí personalmente no me gusta, pero entiendo que quizá es el rol de cualquier organización”, manifestó. “Antes sentía que realmente estaba aportando mucho más al crecimiento de esta carrera. Ahora está arriba del todo, es grande ya, y me siento tan solo un participante más”, explicó.

Una carrera más profesional, más ‘top’ y también más dura por el combinado de recorrido más calor. “La carrera en sí es dura, si la disputas es durísima. Pero la hace dura también todo lo que conlleva cuando entras en la zona de desierto, donde el calor está en todas partes y es abrasador en carrera y en las ‘haimas’, en el descanso de la tarde. Eso es lo que va castigando a los ciclistas, se van mermando las fuerzas y los ánimos. Por eso digo que la carrera es extremadamente dura”, destacó.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorBetalú contra Looser y la ‘armada’ del Kosner-Saltoki Home de Induráin a por su repokér en la Titan Desert
Artículo siguienteEste sábado Vicente del Bosque será designado cofrade de honor en la Feria de la Anchoa de Cantabria
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.