Inicio deportes La Federación de Escalada pide colaboración para acoger a una alpinista afgana...

La Federación de Escalada pide colaboración para acoger a una alpinista afgana refugiada

VALÈNCIA, 3 (EUROPA PRESS)

La Federació d’Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana (FEMECV) pide colaboración para acoger a la alpinista afgana refugiada Aqila Hashimi. Ella y su familia, compuesta por su madre y sus cuatro hermanos, se encuentran actualmente en Madrid con estatus de refugiados.

Desde la entidad buscan proporcionarles trabajo y alojamiento para que puedan trasladarse a residir a la Comunitat Valenciana, con autonomía e independencia económica.

De esta forma, Aqila podría integrarse en la federación y seguir desarrollando su carrera como alpinista, en la que ya ha alcanzado grandes logros como la cima en el Noshaq (7.492 metros) en 2020, junto con otros picos de entre 3.000 y más de 5.000 metros como el Foladi, en el sur de Bamian, y los de más altitud de su provincia de nacimiento, Gazni.

Esta refugiada y su familia salieron de Afganistán huyendo de los talibanes. Además de alpinista, Hashimi es ingeniera química y trabajaba en una compañía tecnológica.

La federación supo de su caso a través de las ONG implicadas en facilitarle su llegada a España como solicitante de protección internacional, entre ellas ‘Un gest de calor’ y CEAR, y se sumó a la causa con apoyo económico y avales federativos.

El objetivo es que puedan continuar viviendo con la tranquilidad y seguridad que otorga España y encuentren acomodo en la Comunitat Valenciana cuando finalice el proceso de acogida.

El pasado mayo, el presidente de FEMECV, Carlos Ferris, y el vocal de Escalada y Alpinismo, Alex de la Torre, invitaron a Aqila y a una de sus hermanas, también alpinista, a conocer la organización y la ciudad de València. En este encuentro manifestaron la intención de integrar a la deportista en el seno de la entidad y de buscar activamente empleo y un lugar donde vivir para toda su familia.

“Aqila cuenta que desde pequeña quería ser alpinista porque quería tocar el cielo y el montañismo es símbolo de libertad. Es de justicia poner nuestro granito de arena para que esta mujer pueda volver a la montaña y ella y su familia restauren una vida digna”, reivindica el responsable de la federación.


- Te recomendamos -