Inicio deportes Javier Gómez Noya se marca como objetivo el Mundial de Medio Ironman...

Javier Gómez Noya se marca como objetivo el Mundial de Medio Ironman porque “ir a Kona sería un poco lotería”

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El triatleta Javier Gómez Noya confirmó este jueves que el gran objetivo para la segunda mitad de la temporada de 2022 será el Mundial de Medio Ironman, a finales de octubre, después de descartar el Mundial de Ironman de Kona (Hawái), ya que sería “arriesgado” y “un poco una lotería”, después de haber sufrido COVID-19 hace apenas unos meses.

“Mi objetivo era Kona y eso está complicado por el periodo de clasificación, sería arriesgado intentar competir para clasificarme, sería un poco una lotería. No tendría tiempo de preparar Kona con garantías. Mi objetivo será el Mudial de Medio Ironman a finales de octubre”, señaló Gómez Noya en un encuentro con los medios de comunicación organizado por el Banco Santander en Madrid.

Además, el gallego valoró participar en “otras pruebas interesantes” como la prueba de Dallas de la Professional Triathletes Organisation (PTO) y “otras carreras más cómodas y de perfil bajo a nivel nacional”. “No descarto acabar con un Ironman en noviembre. Mi objetivo era Kona pero me he visto obligado a cambiar mis objetivos”, insistió.

“Ha sido un año complicado, con muchos altibajos. Tuve COVID en mayo, el día antes de viajar a St. George, fue complicado y me dejó secuelas que tardé en recuperar. He tenido que entrenar más suave, pero ahora parece que ya está todo en su sitio”, relató el pentacampeón del mundo sobre la primera mitad de la temporada, marcada por el contagio de coronavirus en el mes de mayo, un día antes de competir en la prueba de Utah del Mundial.

La enfermedad llegó en el peor momento para el triatleta. “Lo que más rabia me dio del coronavirus es que me dio tiempo a preparar muy bien el Mundial de Ironman y ese trabajo no se vio reflejado, pero es hora de seguir adelante”, confesó Gómez Noya.

“Es duro, es frustrante. Pero lo fue más cuando la recuperación, porque no fue tan rápida ni tan fácil como me hubiera gustado. Después de un bloque tan duro de entrenamiento, creo que me pilló con las defensas más bajas, igual por eso se cebó conmigo más de la cuenta”, añadió el ferrolano.

El cuatro veces campeón de Europa y medalla de plata en los Juegos de Londres en 2012 no cree que este 2022 sea un “año perdido”. “Si acabo con triunfo importante en el Mundial de Medio Ironman habrá sido un año estupendo. El objetivo de Kona no es realista ahora mismo. La temporada aún se puede salvar, dependiendo de cómo salgan las competiciones”, auguró.

“Hasta ahora no podía plantearme el calendario muy bien, ahora parece que sí. Estoy con la motivación de seguir superándome. El COVID ha sido un obstáculo más, siempre hay cosas no tan buenas. No me centré en lamentarme y en la mala suerte, simplemente hay que centrarse en solucionar las cosas, he tenido la calma y paciencia para no poner en riesgo mi salud”, apuntó sobre su recuperación física y mental.

“LA COMPETICIÓN TE DA CONFIANZA”

Así, el triatleta español afirmó que, aunque la frustración parezca al principio, lo importante es “tener la cabeza fría” y “saber buscar soluciones a una situación complicada” como la vivida con su contagio de coronavirus.

Gómez Noya recalcó que la distancia olímpica está “aparcada”. “Siendo realista me siento deportista todavía, no me gusta luchar por unos Juegos si no estoy cien por cien convencido. Quiero centrar todos mis esfuerzos en la larga distancia”, comentó, antes de asegurar que “solo firma la victoria” en el Mundial de Medio Ironman.

“Siempre hay que ir a lo máximo, luego a ver qué pasa. Es una carrera que he ganado en dos ocasiones, pero el nivel es altísimo, es donde más hay, pero las aspiraciones son máximas. Hay que tener la ilusión de luchar por ganar, y centrarse en llegar lo mejor posible”, añadió el triatleta.

Finalmente, abordó el tema de la motivación después de una carrera tan larga y exitosa. “Es difícil mantener la misma ilusión cuando llevas tantos años, pero hay que buscar las maneras. Si me retiro iba a seguir haciendo deporte y manteniendo un estilo de vida. A veces es fácil llegar al pontón de salida y no tener ese gusanillo, parece un día más en la oficina. En mi caso pasar a la larga distancia supuso renovación para mantener esas ganas”, admitió.

“Me gustaría seguir ligado al mundo del deporte, tengo opciones desde la Federación Internacional, pero no me he parado demasiado a pensar en ese cambio. A veces cuando mejor rindo es cuantas más competiciones llevo, la competición te da confianza, te ayuda a mejorar y sacar conclusiones”, concluyó sobre una futura retirada.


- Te recomendamos -