Inicio Fútbol El Unión Berlín y la policía alemana investigan insultos antisemitas en el...

El Unión Berlín y la policía alemana investigan insultos antisemitas en el partido contra el Maccabi Haifa

cabecera_650x400

BERLÍN, 2 (dpa/EP)

El Unión Berlín y la policía alemana están investigando las acusaciones de antisemitismo que supuestamente profirieron varios de sus aficionados durante el partido de la Conference League de esta semana ante el Maccabi Haifa, informó el club germano este sábado.

“El primer material fotográfico ya está allí y ahora usaremos todas las fuentes de información para identificar a las personas”, dijo el jefe de comunicación de Unión, Christian Arbeit, quien añadió que se estaba “llevando a cabo un intercambio” de información con las autoridades.

“También ha habido personas que se han puesto en contacto con nosotros que estaban en esa zona del estadio y han sido testigos de los incidentes”, afirmó. “Estas personas definitivamente también serán útiles con las identificaciones”, continuó.

El Foro de la Juventud de la Sociedad Germano-Israelí acusó a algunos aficionados del Unión Berlín de antisemitismo en el partido del jueves. “Fuimos amenazados por aficionados del Unión, nos arrojaron cerveza y nos insultaron como ‘judíos de mierda'”, aseguraron en su cuenta de Twitter.

Un seguidor del Unión también había intentado prender fuego a una bandera israelí perteneciente a una espectadora, dijeron, y afirmaron que otros aficionados hablaron en contra del comportamiento antisemita.

La policía de Berlín dijo que se estaban investigando tres incidentes. El hombre que intentó prender fuego a la bandera eludió el arresto a pesar de ser observado por un policía vestido de civil. Otro hombre fue detenido por gritar ‘Sieg Heil’, saludo nazi durante el Tercer Reich, varias veces y está previsto que se le presenten cargos.

La del jueves fue la primera participación de un equipo de fútbol israelí en el Estadio Olímpico de Berlín, que fue construido por los nazis. El Unión no puede jugar partidos europeos en casa en su propio estadio debido a las regulaciones de la UEFA sobre la capacidad de espectadores.