Inicio deportes Arganda del Rey acoge el Torneo Internacional de rugby en silla de...

Arganda del Rey acoge el Torneo Internacional de rugby en silla de ruedas con España, Polonia, Italia y República Checa

cabecera_650x400

La localidad madrileña de Arganda del Rey acoge el Torneo Internacional de rugby en silla de ruedas, que se disputará del 16 al 18 de febrero y que reunirá a las selecciones de España, Polonia, Italia y República Checa.

España acude a la cita con diez jugadores convocados por el seleccionador Mariano Hurtado. Los elegidos son:

Edgar Escolan (Adapta)

Samuel García Aguilera (Dragones Quad)

Unai Gonzalvo (Adapta)

Marta Llaurado (BUC)

Pau Navarro (Spartans Granollers)

Pau Obregón (Spartans Granollers)

Javier Quiles (BUC)

Marc Subirón (BUC)

Juan Tiján (BUC)

David Viruez (Dragones Quad)

El resto del cuerpo técnico lo forman Carlos Benjamín González (entrenador asistente), Daniel Carmona (staff), Silvia Montero (fisioterapeuta), Francisco Javier Sánchez (mecánico) y David Campón (jefe de equipo).

Leer:   Previa del España - Letonia

Además de la actividad competitiva, se realizará una promoción durante el propio torneo para todos y todas aquellas que quieran acercarse para probar esta modalidad del rugby en silla de ruedas.

Los horarios de la promoción serán el sábado 17 de febrero de 9:50 a 10:50, previa al partido de España contra República Checa, y de 12:30 a 13:45, después del mismo en la Ciudad Deportiva Príncipe Felipe.

La entrada tanto al torneo como a la promoción son totalmente gratuitas.

La integración de todas las especialidades de rugby es uno de los objetivos de desarrollo de la Real Federación Española de Rugby y la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física, organizadora del torneo.

Leer:   Previa del Almería - Atlético de Madrid

- Te recomendamos -
Artículo anteriorAlfonso Bayón ha sido nombrado presidente de la expansión mundial de la marca de restaurantes del Real Madrid
Artículo siguienteFabián Ruiz afirma que no sienten la obligación ni la presión de ganar