Inicio Fútbol Grupo D: Jugadores a seguir

Grupo D: Jugadores a seguir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Estos son cuatro jugadores a seguir del Grupo D de la EURO 2020.

PHIL FODEN (INGLATERRA), EL FUTURO MESSI. Los inventores del fútbol cuentan con un jugador único. El atacante del Manchester City, de 21 años, ha confirmado su potencial esta temporada y está por ver hasta dónde llega. Una Eurocopa puede ser el escenario que termine de motivar a un jugador con desborde, potencia, gol y mucha, mucha calidad. Su teñido rubio a lo Paul Gascoigne confirma que está deseando que el balón ruede en Wembley, dispuesto a desquitar a la Inglaterra de la Eurocopa de 1996.

NIKOLA VLASIC (CROACIA), MÁS QUE UN APELLIDO. El delantero del CSKA lidera las caras nuevas en la subcampeona del mundo. Tras el éxito en 2018, Croacia busca nuevos líderes. Como uno de los mejores jugadores de la Liga rusa, Nikola promete goles, como los que dieron a la selección ajedrezada su billete a la Euro, y un gen competitivo que le viene de familia. El apellido Vlasic, con su hermana Blanka como mayor exponente, busca ahora su propia historia en el fútbol.

ANDY ROBERTSON (ESCOCIA), TODO SE PUEDE. El lateral zurdo del Liverpool es capitán e inspiración para la selección escocesa, la cual regresa a un gran torneo 23 años después. Su brazalete simboliza el ‘todo es posible’, después de ser descartado por el Celtic, iniciarse en Queen’s Park mientras trabajaba en un supermercado y llegar al Liverpool campeón de Europa y de la Premier. Un afán de superación que hace suyo Escocia, en busca de superar por primera vez la fase de grupos en un Europeo o Mundial.

TOMAS SOUCEK (REPÚBLICA CHECA), UN TODOTERRENO. Después de triunfar en el Slavia de Praga, el ‘todocampista’ de 26 años, un maratoniano en un campo de fútbol, se ha labrado un respeto en la Premier con su último año y medio en el West Ham. Soucek puede marcar la diferencia en una República Checa que añora tiempos mejores, y jugadores como Nedved o Rosicky. Soucek tiene la calidad, además del carácter, la fuerza y el hambre para cumplir en su posición y además incorporarse y mucho al ataque.