Inicio deportes El presidente de Diputación y el Ayuntamiento de La Rambla felicitan al...

El presidente de Diputación y el Ayuntamiento de La Rambla felicitan al ciclista Alfonso Cabello por su medalla

CÓRDOBA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el Ayuntamiento de La Rambla, municipio del que procede el ciclista cordobés Alfonso Cabello, le han felicitado por proclamarse nuevo campeón paralímpico de la prueba del kilómetro contrarreloj C4-5 de los Juegos de Tokio, dando el tercer metal a la delegación española en la cita japonesa, con el primer oro, alcanzando en este caso un nuevo récord mundial.

En las redes sociales, consultadas por Europa Press, el presidente de la institución provincial ha dado la enhorabuena al paisano Alfonso Cabello, porque “con su medalla de oro en Tokyo pone de nuevo al deporte cordobés en lo más alto”.

Mientras, el Consistorio ha destacado que ha realizado “una fantástica carrera que bate su propio récord y el récord mundial de esa categoría”, por lo que “más que merecida la medalla de oro”.

Además, desde el Ayuntamiento de su localidad han resaltado que ha demostrado que “con tesón, trabajo y mucho esfuerzo se pueden conseguir grandes retos”. “Eres un orgullo para La Rambla”, han apostillado.

Estas felicitaciones se unen a otras anteriores realizadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, consejeros de su gobierno regional y representantes de distintos partidos e instituciones.

Cabe señalar que el cordobés era uno de los favoritos al oro y no defraudó con una actuación impecable, coronada con un nuevo récord del mundo en el Velódromo de Izu, un recinto muy alejado de la capital y testigo del segundo metal dorado paralímpico del español en un día que no tuvo una alegría completa por el cuarto puesto de Ricardo Ten en la persecución.

Cabello, un ciclista que ya ha demostrado su potencial en Campeonatos de España Absolutos subiendo al podio en las tres últimas ediciones, firmó cuatro vueltas de ensueño. Era el último en salir y debía de batir a uno de sus grandes rivales, Jodie Cundy, el mismo al que arrebató el oro hace nueve años en Londres, en aquella ocasión por un error del británico, que fue descalificado.