Inicio Baloncesto La selección masculina de baloncesto en silla puede con Alemania y peleará...

La selección masculina de baloncesto en silla puede con Alemania y peleará por las medallas

TOKIO, 1 (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro)

La selección española masculina de baloncesto en silla de ruedas volverá a estar en la pelea por las medallas en unos Juegos Paralímpicos tras imponerse este miércoles por 71-68 a Alemania en los cuartos de final de la cita que se está disputando en Tokio.

España sigue en liza de defender la histórica medalla de plata que conquistó hace cinco años en Río de Janeiro (Brasil) y se clasificó para sus terceras semifinales en unos Juegos después de un partido en el que casi siempre fue por delante, pero donde no consiguió nunca despegarse de una forma definitiva de su rival.

El combinado que dirige Óscar Trigo se mantiene invicto en la capital japonesa tras cinco partidos y ahora buscará repetir la final 2016 su verdugo en Río, la potente Estados Unidos. Para ello, tuvo que trabajar y no perder la concentración frente a una Alemania que nunca se rindió y que llegó al último minuto con opciones.

Bajo los puntos de Jordi Ruiz (18 de sus 24 puntos) y de Asier García (10 de sus 19), España controló en la primera parte el duelo, al que llegó al descanso con una ligera ventaja (40-34) y con las pérdidas y una mayor intensidad defensiva como los aspectos a corregir.

Tras el paso por vestuarios, el encuentro no varió demasiado. Alemania seguía enganchada al partido, pero por fin, tras mucho trabajo, Fran Lara ponía a la actual subcampeona con su mejor diferencia (54-46). Sin embargo, los alemanes no se vendrían abajo y volverían a apretar las cosas (56-52).

Entonces llegó el momento clave. El seleccionador alemán pidió a los árbitros revisar la silla de Asier García y una vez que se vio que todo estaba correcto, el vasco, algo ‘picado’, replicó con ocho puntos seguidos para volver a abrir la brecha (64-56). Alemania recurrió a los triples para apretarlo todo, pero España aguantó su renta y se llevó el billete.

“Ha sido un partido muy duro. El de cuartos de final es el partido más difícil de todo el campeonato por es todo o nada. Las dos selecciones nos conocemos mucho, sabemos los dos equipos a qué jugamos y ha sido una partida de ajedrez en la que hemos ido jugando con piezas que cada uno ha ido sacando y en el último tirón nos hemos despegado”, apuntó Óscar Trigo tras el encuentro.

Sobre la decisión del seleccionador alemán de pedir una revisión de la altura de la silla de Asier García, recordó que había “una deuda pendiente desde el Europeo de Tenerife en 2017”. “Sabíamos que lo iba a hacer. Con la edad aprendes y eres un poquito más sabio. Lo que ha hecho es generar un contrasentido porque ha salido perfecto, y en vez de venirnos abajo, nos ha ayudado”, subrayó.

“Ante Estados Unidos esperamos competir como hemos planteado desde el principio del campeonato, ir partido a partido, y poniendo en cada uno el foco en cada rival, me da igual que sean semifinales. Vamos a jugar como sabemos, trabajando desde nuestro ADN defensivo y creciendo como equipo partido a partido. Vamos a por ellos y a por el oro”, subrayó.

Por su parte, Asier García remarcó que “Alemania es un pedazo de equipo capaz de ganar a cualquiera en el mundo” y que les llevó al “límite”. Además, consideró que la decisión rival de revisar su silla les salió “bastante mal”. “Aparte de un tiro libre, hemos conseguido meter seis puntos seguidos. Él es libre de hacerlo, no la comparto, pero creo que nos ha beneficiado, así que gracias, Nicolai (Zeltinger)”, recalcó.