Inicio deportes Granollers y Zeballos pierden la final de dobles en dos ‘tie-breaks’

Granollers y Zeballos pierden la final de dobles en dos ‘tie-breaks’

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El tenista español Marcel Granollers y el argentino Horacio Zeballos perdieron este viernes por 7-6(2) y 7-6(4) ante el neerlandés Wesley Koolhof y el croata Nikola Mektic en la final masculina de dobles del torneo de Indian Wells, primer Masters 1.000 de la temporada.

En el Estadio 1 del californiano Indian Wells Tennis Garden, ya sin el gran enjambre de abejas que hubo el día anterior, Koolhof y Mektic no concedieron en todo el primer set ni una sola pelota de ‘break’ a sus adversarios, que salvaron las tres que tuvieron en contra.

Por eso la manga se decidió en la muerte súbita, donde la pareja hispano-argentina cedió su segundo turno de saque y pronto se vio 4-1 abajo. Con temple, el neerlandés y el croata se apuntaron ese ‘tie-break’ por 7-2 y continuaron con su buen hacer en cada ‘drive’.

Leer:   Nicole Wiggins dijo: "Las Guerreras nos desarrollamos cada día y estamos avanzando en la dirección correcta"

Aunque Granollers y Zeballos tuvieron dos oportunidades de romper en el sexto juego y colocarse 2-4 durante el segundo set, desaprovecharon ambas y para colmo en el noveno juego cambiaron las tornas; sin embargo, Koolhof y Mektic también malgastaron otros dos puntos de ‘break’.

En el duodécimo juego, Granollers y Zeballos tampoco abrocharon otra bola de rotura que además era de set, y lo pagaron caro empezando 2-0 abajo la segunda y definitiva muerte súbita. El neerlandés y el croata ampliaron su renta (5-2) y fue solo cuestión de tiempo hasta agarrar su victoria por 7-4 después de una hora y 52 minutos de partido.


- Te recomendamos -
Artículo anterior“Pérez de Vargas: La veterana asiste porque entiende la importancia de estos encuentros”
Artículo siguienteEl Atlético de Madrid se enfrentará al Girona el próximo sábado 13 a las 14.00 horas
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.