Inicio Fútbol José Castro niega una invitación al Sevilla para la Superliga: «Nos gusta...

José Castro niega una invitación al Sevilla para la Superliga: «Nos gusta ganarnos el estatus en el campo»

16
0

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Sevilla, José Castro, aseguró este jueves que el club no recibió ninguna invitación para formar parte de la Superliga, una idea que no se corresponde con su idea de que hay que ganarse el «estatus en los terrenos de juego».

El dirigente sevillista, junto a sus homólogos del Villarreal (Fernando Roig), Betis (Ángel Haro), Levante (Quico Catalán) y Valencia (Anil Murthy) y de LaLiga (Javier Tebas), participó en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvieron 39 de los 42 clubes de la patronal, y fue cuestionado sobre si el actual campeón de la Liga Europa habría sido tanteado para entrar en el proyecto si el Atlético de Madrid lo descartaba.

«El Sevilla no ha sido invitado a la Superliga, pero en todo caso, al Sevilla le gusta ganarse su estatus en los terrenos de juego», zanjó Castro. «Nuestro lema ‘Nunca te rindas’ no encaja con una competición cerrada donde nos tengan que invitar. El poderoso Sevilla de hoy y prestigioso en el campo lo es gracias a su buena gestión deportiva y económica, y entendemos que así debe seguir», puntualizó.

Además, recordó que «el fútbol es de todos, sobre todo de los aficionados» y que dentro de él «todos los equipos tienen la oportunidad de mejorar y así debe ser», y advirtió que no se pueden «destruir rivalidades ni la pasión de los aficionados por sus colores» con proyectos como el de la Superliga, dejando claro que se sienten «orgullosos de llevar el nombre de la ciudad por toda Europa y ser su embajador».

Por su parte, Ángel Haro, máximo mandatario del Betis, mostró el desacuerdo con la Superliga «en el fondo, porque se habla de una liga donde la meritocracia desaparece en gran parte, y en la forma porque se deja al margen a los principales actores, que son los aficionados».

«Con este tipo de ligas mermamos el sueño de cualquier aficionado de un club como el Betis de poder acudir a grandes competiciones», remarcó, apuntando que se está viviendo «una crisis sin precedentes, pero en todos los sectores». «Si hemos aprendido algo es que sale con solidaridad, y la Superliga no es solidaria, cooperación, y la Superliga no es cooperativa, trabajo y esfuerzo. La vía fácil no es aumentar los ingresos de arriba, la inflación viene por unos salarios desmedidos de los clubes de arriba», detalló.

ROIG: «NO SE TRATA DE ECHAR A NADIE»

Fernando Roig indicó que cuando empezó su proyecto en el Villarreal «hace 24 años» siempre pensó en que el club castellonense «podía llegar a lo más alto y soñar, que es lo bonito que tiene el fútbol». «El Villarreal ha jugado tres años la ‘Champions’ y es un sueño que ha quedado para siempre en sus aficionados. Acabar con eso no es bueno, hay que ganárselo en el campo deportivamente, no podemos negar el derecho de las aficiones a soñar con cosas importantes», subrayó.

El empresario también aseguró que «no se trata de echar a nadie», en relación a una sanción al Arsenal, su rival en las semifinales de la Liga Europa y uno de los seis clubes ingleses fundadores del proyecto. «El Villarreal no quiere llegar a ningún sitio quitando a rivales en los despachos», comentó.

«Esta competición destruye un modelo de negocio muy definido y que tiene éxito a nivel mundial, destruye el principio de solidaridad y nuestros ingresos se verían muy mermados. Ante esta situación rechazamos frontalmente este proyecto», aseveró Quico Catalán, presidente del Levante.

Para el dirigente ‘granota’, «hay algo fundamental» en este asunto que es «el derecho» de sus aficionados «a soñar con jugar grandes competiciones». «Con este modelo, eso es inviable y no podemos más que rechazarlo», sentenció.

Finalmente, Anil Murthy remarcó la oposición ‘che’. «Nos oponemos a la y esperamos que aquellos que todavía no han entrado en razón reconsideren su posición. Esta propuesta ha hecho daño al fútbol y ahora debemos centrarnos en recuperarnos juntos y de forma responsable», expresó el mandatario del Valencia.

Antes de esta comparecencia, los 39 clubes que acudieron a la reunión, a la que no fueron invitados el Real Madrid, el FC Barcelona y Atlético de Madrid, por su participación en la fundación de la nueva competición, emitieron un comunicado rechazándola «de forma unánime y contundente».

«Todos los clubes creen firmemente en el mérito deportivo como único criterio para poder clasificarse para sus competiciones internacionales a través de las respectivas ligas nacionales», señaló.

Los clubes señalaron que «hoy en día, los aficionados al fútbol de toda Europa pueden soñar con que su club, sea cual sea su dimensión, pueda destacar en una competición, llegar a lo más alto, y competir en la cumbre del fútbol europeo». «Esta tradición europea en la que prima un fútbol para todos es primordial y no debe verse amenazada ni modificada», recalcaron.

Por ello, cree que el rechazo «global» hacia la Superliga durante estos días pone de manifiesto que «una liga europea cerrada y elitista es inviable y no deseada» y que demuestra «cuán importante es un ecosistema abierto para el fútbol y la comunión con los aficionados».

«LaLiga y los clubes reunidos quieren agradecer a todos los implicados el apoyo que han mostrado esta semana en este tema clave para el futuro del fútbol. LaLiga continuará trabajando con las partes interesadas, incluidos los grupos de aficionados, Gobierno, UEFA, RFEF, AFE y las Ligas Europeas para proteger los mejores intereses del juego y pedir a los clubes que siguen involucrados en la competición propuesta que cesen su participación de inmediato», concluyó el comunicado.